SUP – Capítulo 08

Hacia mucho que no traducía un capítulo corto, lo extrañaba (por decir corto) de todos modos como creí (no me pregunten por qué) que tenia que haberlo sacado desde ayer, no pude relajarme y empecé con la parte final del volumen de Megumin.

El manga sale mañana, ese también me gusta sacarlo, la verdad es que no me representa tanto trabajo, ya que lo difícil (a mi parecer) que es la edición de las imágenes; y todo eso, lo hace alguien más y el texto es relativamente sencillo y corto… pronto la ardilla.

Errores y demás en los comentarios…

-+-+-+-+-+-+-+-+-+-

¡Sobreviviré usando pócimas!

Capítulo 08 – Reino (Vecino)

 

En la capital del Reino de Balmoa, Gurua.

Se está llevando una audiencia con la familia Real en el palacio. La familia del Conde se encuentra postrada frente al Rey.

“Levanten su rostro.” (Rey)

El joven Rey, quien aún está en sus veintes, le permitió a la familia del Conde el que levantaran su cara y hablaran.

Se trata de él Conde de Adan, Gerard von Adan.

Atrás de él se encuentra su hijo mayor, Héctor, quien aún es un niño y su hija mayor, Yunis. Y un poco más atrás de ellos, se encuentra el capitán de su escolta, Robert y la caballera Francette.

Durante la audiencia, un gran número de personas se encuentran presentes, incluyendo Ministros y grandes Nobles.

“Entonces, Conde de Adan, ¿Ustedes aseguran haber conocido a la Diosa?” (Rey)

El Conde Adan, le respondió al Rey con voz temerosa…

“Recientemente, la madre de mi esposa cayó enferma. Debido a mis ocupaciones ni yo ni mi esposa pudimos visitarla.

Pero aun así, mi hijo e hija, esperaban visitarla sin importar que. Así qué, debido a lo peligroso del viaje, yo arregle que los escoltaran un grupo de caballeros…

Es por eso que el resto de los detalles, los explicara el capitán de los caballeros que los escoltaban, Robert…” (Conde Adan)

“Bueno, es cierto que su esposa proviene del reino vecino. Yo te permito hablar. Robert, explícate.” (Rey)

Robert explico los detalles del incidente con el permiso del Rey.

 

“Bueno, todo eso es un tanto increíble…” (Algún noble)

Tras escuchar la historia, una sonrisa burlona se formó en el rostro de uno de los aristócratas que asistía a la audiencia con el Rey. El rostro de Robert se puso completamente rojo.

 

“¿Y qué paso después de eso?” (Rey)

“Sí, Héctor-sama le dio la medicina que la diosa le había otorgado a su abuela y en el momento en el que su abuela la bebió… ella se recuperó por completo.” (Robert)

Los nobles que los rodeaban y que no habían hablado durante la audiencia, comenzaron a murmurar cosas como… ‘acaso quieren que los ejecuten, mentirle al Rey de esa forma…’

Y así, los nobles presentes comenzaron a llamar al Conde Adan un mentiroso y a reírse de él.

Repentinamente, la caballera Francette elevo su voz.

“Su Majestad, esto.”

Ella saco una pócima amarilla de su bolcillo.

Tras verla por un breve momento, él dio la orden de inmediato…

“Traerla aquí.” (Rey)

Tal y como lo ordeno el Rey, la pócima amarilla le fue entregada a uno de sus sirvientes.

“¿Esta es la medicina de la Diosa?” (Rey)

“Así es, para Roland-sama.” (Francette)

“¡Qué!… ya veo. Si esta medicina realmente puede curar a mi hermano mayor, yo podré regresarle el asiento a él.” (Rey)

El hermano mayor del Rey, Roland.

Él es un hombre valiente y con talento para la política.

Él además tiene la confianza de sus vasallos.

Todos, incluido el actual Rey, dese hace mucho tiempo creían que él era el más adecuado para convertirse en Rey.

Aun así, debido a un desafortunado incidente que sucedió al proteger a su hermano Serge, él resulto seriamente lesionado. Su brazo derecho había perdido toda movilidad.

Roland cedió sus derechos de sucesión a su hermano.

Y tras la muerte de su padre, él apoyo a Serge para que se convirtiera en el Rey.

Para el joven Rey Serge, Roland era la persona a quien más respetaba en este mundo. Y por tanto, él siempre había sufrido por la culpa del accidente.

“¡Deténganse por favor!” (Nobles)

Esa voz surgió de entre los aristócratas.

“Su Majestad, ¡No puede permitir que Roland-sama beba de esa sustancia tan sospechosa!” (Nobles)

En ese momento, Francette rápidamente saco otra pócima que llevaba en el pecho y lo levanto en lo alto. La pócima era de color rojo.

“¡Esta también es medicina de la diosa! Su Majestad ¡¡por favor mire!!” (Francette)

‘Te lo suplico Diosa mía, que esto funcione’ (Francette)

Francette le quito la tapa y lo bebió de un solo trago.

En ese momento, la caballera se vio envuelta en una luz brillante. Y al momento siguiente…

“¡Ohh!” (Nobles)

“Qué ¡¡Qué!!” (Nobles)

La figura de la caballera, era más pequeña que antes.

Su equipo y ropa, ahora ya no le quedaba.

Ella se veía como una niña de 15 o 16 años…

Ignorando a los ruidosos nobles, el Rey sostuvo en sus manos la botella de la medicina amarilla y corrió a donde se encontraba su hermano Roland.

“Hermano Mayor, ¡Por favor bebé esto!” (Rey)

“No, tú deberías de guardarlo en caso de que algo pase…” (Roland)

Roland trato de alejar la mano de su hermano con su brazo izquierdo, pero Serge no cedió.

“Desde antes, hasta ahora, ¡Tú eres la persona a quien más respeto! Y la diosa le dijo a esa caballera, que le diera esa medicina a aquel que ella escogiera.” (Rey)

El Rey Serge se mantenía hablando mientras lloraba.

“Aquel que escogió eres tú, hermano mayor. E incluso si ella me hubiera escogido a mí, yo aun así te la hubiera dado a ti.” (Rey)

Cuando Roland vio el rostro de su hermano, él supo de inmediato que él no se rendiría. Así que, recibió el bote de la medicina. El en silencio quito la tapa y lentamente lo bebió.

Nada pareció suceder. Su cuerpo no brillo ni tampoco rejuveneció como le sucedió a Francette.

Aun así…

“… se mueve…” (Roland)

“¡Hermano Mayor!” (Rey)

“Se mueve, mi brazo derecho se mueve…” (Roland)

El Rey, cuidadosamente observo a su hermano, su brazo se movía sin problemas.

Después de un momento, Serge abrazo a Roland. En medio del abrazo, las lágrimas salieron de Serge.

Los nobles que estaban siendo ruidosos también se callaron. E incluso hubo algunos que también se conmovieron al ver a los hermanos abrazarse.

“Hermano mayor, anunciare pronto la ceremonia de coronación. Tú debes de convertirte en el Rey.” (Rey)

“Yo no quiero.” (Roland)

“¿Ehh?” (Rey)

El Rey se sorprendió al escuchar como su hermano rechazaba el trono con un tono despreocupado.

“Convertirse en el Rey suena problemático, eso es algo que no me interesa, así que no me molestes con eso… siento dejarte todas las cosas problemáticas a ti. ¡Pero yo quiero disfrutar mi vida con tranquilidad Serge!” (Roland)

“Hermano mayor…” (Rey)

La caballera Francette se encontraba llena de alegría.

¡Un cuerpo más joven! Mi cuerpo ya no es muscular ni duro, es suave y delicado.

Aunque tengo 27 años. La diosa me concedió mi deseo de ‘tener nuevamente 15 años’ así que justo ahora ¡Mi cuerpo debería parecer de 15!

Es una lástima que haya perdido mi fuerza física y la musculatura que entrene con gran esfuerzo por largo tiempo.

Pero aún recuerdo las técnicas. Así que me será más fácil el entrenar. Y ahora podré usar todo el tiempo que desee para asociarme con otras personas.

Fufufufufu…

“Oye, tu expresión es extraña…” (Robert)

“¡A callar!” (Francette)

Pique el hombro del capitán, quien interrumpió mi momento de felicidad al decir cosas innecesarias.

Ya que mi cuerpo se redujo, lo mismo le debió de haber pasado a mi fuerza. Sí, eso debió de haber pasado…

¡Fusshh~!

Eso fue mucho más rápido que antes, la fuerza también fue mucho mayor.

El capitán yacía en el suelo.

“Ee…” (Fracette)

Mi fuerza muscular y mi velocidad no se redujeron para nada… de hecho, ahora soy mucho más fuerte que antes.

 

“Eres la caballera Francette, ¿cierto?” (Roland)

“Así es.” (Francette)

El hermano del Rey, Roland, repentinamente fue a hablar con ella, eso le sorprendió a Francette.

“Bueno, creo que nunca nos habíamos visto antes, así que ¿Por qué yo?” (Roland)

No puedo decírselo, que hace mucho tiempo yo por él…

Yo admiraba la figura que protegió a su hermano menor con su propio cuerpo.

Y que yo deseaba convertirme con desesperación en caballera del reino… para un día, servir bajo Roland-sama y proteger a la familia real junto a él… que ese era el sueño de una chiquilla de 15 años…

“Pues bien, entonces lo escucharemos después.” (Roland)

“Ee~…” (Francette)

⇐ANTERIOR        ⇔ÍNDICE        SIGUIENTE⇒

 

 

Anuncios

10 comentarios en “SUP – Capítulo 08

  1. Gracias por el capítulo.
    Lástima que no apareció kaoru, pero recordar como lloro por la “triste” historia me dio risa de nuevo. Justo ahora las amigas de esa mujer caballero arden en celos XD
    PD: esperando con ansias otro capítulo de esta novela (esperando que aparezca kaoru y que sea un poco mas largó) y también a la ardilla y a la kaoru interna si aparece

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s