Historia Corta – Sobre la Impulsiva chica

Así es, en esta ocasión para celebrar muchas cosas una salida especial…

Mi cumpleaños.

99 seguidores de la página en WordPress (quería que fuera a los 100 pero bueno)

les traigo esta historia corta… bueno no tanto y además, por primera vez en los siguientes formatos para descargar:

EPUB

MOBI

PDF

MP3

Mediafire

Mega

La versión MP3 es de prueba, díganme que les pareció y si les gustaría que siguiera subiendo más adelante, o si conocen otro programa con mejores voces.

Amazon prometió entregarme hoy mi regalo de mí, para mí, así que fotos probablemente hasta el lunes.

ya sin más, recuerden errores y demás en comentarios…

-+-+-+-+-+-+-+-+-+

Autor: Kohigashi Nora

Original: http://ncode.syosetu.com/n8273ds/

Japonés – Inglés – Yoraikun

Traducción al español: Daeldaus

 

Sobre la impulsiva chica que constantemente reta a un hombre re-encarnado como yo.

 

“Un prodigio a los diez, un genio a los quince y un hombre común después de los veinte.”

 

De donde vengo, hay un dicho como ese…

Sin importar que tan superiores sean las habilidades de un niño sobre las de los otros, si crece comportándose de manera engreída debido a eso, entonces esas habilidades no lo acompañaran cuando se convierta en un adulto; es un dicho que sirve como advertencia.

O tal vez quiera decir que, incluso si uno de niño no sabe de lo grande que es el mundo, cuando crezca, él aprenderá que sus propias habilidades son realmente insuficientes. Esa sería otra manera de verlo.

 

De cualquier forma, bueno, acerca de los halagos que uno recibe de niño, uno nunca debe de creérselos demasiado; uno debe de continuar esforzándose, siempre apuntando a mejorar por uno mismo, esa es la moraleja.

…aun así.

Para mí, ese dicho tiene una moraleja ligeramente diferente.

 

҉

 

“¡Sieg! ¡Ahora! Una vez más, ¡Llego el momento de que compitamos con nuestras calificaciones de los exámenes!”

“Otra vez con eso… Anja…”

 

Sin importar que las clases hubieran acabado o no, una joven chica corría hacia a mí con unos ojos completamente resplandecientes.

Ella llevaba su corta cabellera de color azul pálido, cubierta con una pañoleta. Esta pequeña chica tenía el nombre de Anja.

Ella tenía ocho años de edad al igual que yo. Ella era una pequeña niña en su segundo año escolar.

… No, quiero decir, yo también soy joven, pero…

 

“¡¿Otra vez?! ¡Aún no he podido ganarte ni una sola vez!”

“Tú… aunque tú sueles actuar de una manera tan despreocupada, cuando se refiere a competir contra mí, tú te emocionas demasiado…”

“¡Pero claro que lo hago! Ahora que eso quedó zanjado, apresúrate a sacar tus resultados.”

 

Anja sostenía sus calificaciones con una mano a la vez que con la otra me sacudía el hombro para apresurarme. ‘Por dios’ pensaba mientras que sacaba mi examen de la mochila una vez más.

 

“Aquí vamos… mostraremos los resultados al mismo tiempo… espero que estés listo para esto…”

El rostro de Anja se encontraba completamente ruborizado. Ella no podía contener las esquinas de su boca para que no se levantaran.

“… Anja, ¿Acaso tienes tanta confianza en tus resultados de la prueba de cálculos mágicos básicos?”

“¡Hmph! ¡Eso es algo que tú decidirás al ver mis resultados! Te dejare sin palabras ¡Me has escuchado!”

Y tal parece que ella no puede contener sus ansias de decir tan pronto como pueda el ‘En sus marcas, listos, fuera,’.

Yo rápidamente coloque los resultados de la prueba sobre el pupitre.

“…”

“…”

 

Hmm, esto es sorprendente. Anja obtuvo 97. El examen en esta ocasión estaba lleno de problemas de aplicación práctica y dudo que hubiera otro estudiante que pudiera llegar a tal calificación.

En esencia, ella posee excelentes calificaciones, extraordinarios reflejos y un nivel de mana que sobre pasa al resto.

Una estudiante de honor de entre los estudiantes de honor. Así es, como es ella.

Aun así, su rostro palideció.

Débilmente abriendo su boca, la sorpresa se iba mostrando en su rostro.

“… ¡¿100 puntos?! Sieg, tú… ¡¿Sacaste 100!? En un examen tan difícil, ¡¿Tú sacaste 100?!”

“S… sí… tal parece que me fue bien en el examen…”

 

Pero aun así, yo nunca he perdido contra ella.

Y eso es simplemente, porque mis calificaciones son mejores que las de ella.

 

“¡———!”

Los ojos de Anja empezaron a lagrimear.

Su boca se cerró tan fuertemente como su mandíbula presionaba, todo para contener las lágrimas que de otra forma podrían salirle.

Ella debió tener una considerable confianza en este examen.

Ella debió de haber estudiado una considerable cantidad de tiempo. Este examen fue complicado y no es difícil de imaginar que el haber sacado 97 era una hazaña de consideración.

Yo inclusive me atrevería a declarar que, esa calificación de 97, si uno me excluye, la pondría en lo más alto del curso.

 

Pero aun así, ella no me alcanzo.

“¡…!”

“¡Ah! ¡Espera! ¡Anja…!”

 

Y así, Anja salió corriendo.

¿Habrá sido de disgusto o acaso ella no quería mostrar sus lágrimas? Sea cual fuere el caso, ella corrió como el viento justo enfrente de mis ojos.

“… tal parece que… ella realmente se sentía confiada en esta ocasión…”

Su espíritu fue más alto que en otras ocasiones e incluso si ella ya había perdido antes, esta es la primera vez que ella llego hasta al punto de llorar. Ella puso un esfuerzo considerable en este examen y por tanto, sentía una considerable confianza en su resultado.

 

… siento que debería de disculparme con ella.

Ella dio lo mejor de sí.

Pero yo hice trampa… yo hice trampa para obtener esos 100 puntos.

Normalmente yo sería el tipo de persona que nunca se supondría que estaría en la misma arena que ella y el tipo de persona que nunca tendría ningún tipo de relación con alguien que pone tanto esfuerzo como Anja.

Pero la verdad, es una que nunca podría revelarle a nadie.

Si la dijera, dudarían de mi cordura e incluso, si la proclamo, no creo que nadie pueda creerla.

La verdad es que yo he…

 

… he renacido.

Yo conservo las memorias de mi vida pasada.

 

҉

 

Fue un día especial de invierno, una nevada tan intensa como para recordarla por la posteridad, caía en ese momento.

Frio… creo que era un día frio, pero no lo recuerdo del todo. Más que no recordarlo, yo nunca lo sentí.

Las causas de mi muerte en mi vida pasada fueron naturales.

Por la ventana, yo veía como grandes cantidades de nieve caían. Yo me forcé a levantarme de la cama, resistiendo mi envidia ante la escena de ese blanco puro que veía desde el cuarto del hospital.

En ese entonces, yo tenía 28 años. Yo era un empleado de un fabricante de tecnología mágica, del tipo que uno podría encontrar en cualquier parte y trabajaba tal cual y como cualquiera lo haría en cualquier otro sitio.

Se trataba del tipo de trabajo que uno podría encontrar en cualquier parte, pero yo no pude soportar las dificultades. Tal parece que yo era el tipo de persona cuya personalidad llamarían ordinaria e incluso si hacia el mismo trabajo que los demás, yo sentía que debía de trabajar aún más duro, solo para poder producir los mismos resultados.

 

Aunque estoy seguro de que era lo mismo para los demás. Si no trabajáramos más que cualquier otro, entonces no podríamos mantener la carga de trabajo que la sociedad demandaba.

De esa forma es como la sociedad se volvió.

No particularmente excelente, no fallos particulares. En tal sentido, yo era evidentemente ordinario.

 

Muy ocupado con un trabajo en donde tenía que esforzarme aún más que el resto, yo rompí con mi novia.

Bueno, estoy seguro de que es una historia común.

 

Y en esa vida llena de eventos que uno podría encontrar en cualquier parte, yo termine enfermo. Tan irónico como eso pudiera ser, esa fue la única cosa que me hizo diferente de los demás.

Mi cuerpo ya no se movía más, todo lo que alcanzaba a hacer era girar mi cabeza hacia la ventana. Lo que podía ver desde ahí, era la escena de la nieve cubriendo al mundo y en mi vaga y borrosa conciencia, yo escuche a alguien decir que se trataba de una tormenta de nieve como nunca antes se había visto.

 

Yo estaba desesperado.

Yo envidiaba a la nieve.

Esta tormenta de nieve era definitivamente especial, seguro que dejaría memorias y de que muchísima gente la recordaría.

 

Yo quería ser especial.

Yo quiera ser una persona especial.

Arbitrariamente me llene de envidia ante el clima, un dios ante el cual la humanidad no puede hacer nada, yo lentamente cerré mis ojos.

Mi conciencia se apagó, así como mi vida.

 

… pero un renacer ocurrió.

Yo no tenía forma de saber cómo o porque.

Todo lo que sabía es que, yo tenía las memorias de otra vida.

 

҉

 

“Pero incluso si tengo la oportunidad de recorrer una vida especial… yo en verdad no me puedo quitar este sentimiento de culpa.”

“¿Qué es lo que murmuras Sieg? Mira hoy es el día de otra competencia.”

 

Desde un lugar en la esquina del salón, en contraste con la nieve de aquel día, yo veía al incesante sol bañar el patio de la escuela, mientras que murmuraba para mí mismo… pero para cuando me percate de lo que pasaba, Anja se encontraba a mí lado.

Maldición, yo lo dije de manera que nadie pudiera escucharme, pero al estar siempre a lado mío, tal parece que ella alcanzo a escuchar mi voz.

 

“… ¿Acaso escuchaste lo que estaba diciendo?”

“¿Nada de nada? Pero si lo que tú quieres es que no te escuchen, sería mejor que no lo digas.”

“… tienes toda la razón. El silencio es oro, dice el dicho…”

 

En estos momentos tenemos 11 años. Y estamos en el último año de primaria.

Incorregiblemente, nuestras competiciones continuaron, aunque yo sentía que se trataban de asaltos unilaterales.

Exámenes escritos, exámenes prácticos de magia, todo tipo de lecciones extracurriculares… buscando cualquier motivo, ella continuaba retándome y en cada ocasión… terminaba con mi victoria.

Podría decirse que era natural. Al tratarse de un examen de escuela primaria, cualquier adulto podría sacar 100 puntos en el. No había habido la menor oportunidad de que yo pudiera perder.

Y aunque yo había anhelado tanto el ser especial en mi vida pasada y en cada ocasión yo le ganara. Cada vez que ella mostraba esa expresión de derrota, yo podía sentir un fuerte sentimiento de culpa.

Al final, mis calificaciones provenían de la experiencia especial de haber renacido y no eran algo que hubiera obtenido por mis propias habilidades o esfuerzo. Siendo que ella creía en sus propias habilidades y daba cada vez lo mejor de sí, ¿Era natural que yo me sintiera culpable al derrotar sus esfuerzos? ¿O caso eso significa que mi mentalidad es aun ordinaria?

 

“¡Dios! ¡En verdad! ¡¿Cómo es que obtuviste otro 100?! ¡No hay forma de que te pueda ganar así! ¡Es tan injusto! Tú eres tan injusto ¡Sieg!”

Anja estaba a punto de llorar otra vez.

Dejare las cosas en claro, ella es genuinamente una genio y nunca dejaría de dar lo mejor de sí. Es seguro que ella es capaz de cosas que alguien tan ordinario como yo nunca podría.

De seguir las cosas como están, ella se graduara de una buena preparatoria, se graduara de una buena universidad y encontrara un empleo en una espléndida compañía. Ella posee un talento que lo hace dolorosamente claro, aún ahora.

 

Pero como advertencia de un hombre cualquiera que ya ha pasado los veintes, eso solo si ella continúa trabajando duramente.

Con el fin de confortar a la chica molesta, yo le entregue un dulce que había comprado ya por adelantado.

Era algo como penitencia por mi victoria y con el fin de comprar esos dulces, yo usaba la mayor parte de mi mesada, que siendo aún infante, era escasa.

Yo tenía que tener en cuenta sus gustos, así como el sentimiento “especial” que ofrecían los productos de temporada y limitados, esto sin mencionar la complejidad de su corazón de mujer, lo que hacia la compra del dulce correcto, una tarea en extremo difícil. De elegir la golosina equivocada, yo tendría que pasar el resto del día mirando de reojo su rostro entristecido.

Aunque usualmente Anja se comportaba excepcionalmente tranquila, cuando yo estaba involucrado, ella se emocionaba de más, siempre molesta por haber perdido, arremetiendo constantemente contra mí y con sus emociones balanceándose de un lado a otro por el surtido de caramelos.

El entender el corazón una mujer, es mucho más difícil que cualquier examen.

 

҉

 

“Kuh… veo que otra vez obtuviste apropiadamente 100 puntos…”

Sosteniendo su hoja de examen como era usual, se encontraba Anja, con el rostro enrojecido algo molesta y apretando los dientes.

Esta chica ha cambiado un poco en estos últimos años.

Su cabello corto, que apenas y le llegaba al cuello, ahora lo ha dejado crecer lo suficiente como para alcanzar sus hombros.

Su femineidad se ha incrementado levemente.

Aún más, su vestimenta ha cambiado. Lo que antes era selección libre, ha cambiado al uniforme designado por la escuela… lo que significaba que nos hemos convertido en alumnos de secundaria.

 

Como algo dado por hecho, Anja y yo, nos inscribimos en la misma escuela secundaria.

Nosotros tomamos el primero y el segundo lugar, en cuanto a resultados académicos de todo el distrito y entramos a la academia privada número uno del distrito, así que era el resultado natural.

Y aún más, tras haber vivido por 28 años y recibido un salario ordinario; al ser aceptado en una institución privada, me hacía sentir lastima por mis padres. El solo pensar en la colegiatura anual de la escuela y mi ingreso anual en mi vida pasada, hacía que mis ojos dieran vueltas.

 

Cuando yo les mencione que una escuela pública normal estaba bien para mí, mis padres solo me dijeron ‘Un niño no tiene por qué preocuparse por cosas como esas’, aunado a que Anja casualmente añadió ‘Entonces yo también asistiré a una escuela pública’, provocando que perdiera cualquier margen de decisión.

Lo siento mucho por mis padres, pero no puedo dejar que un genio del nivel de Anja, se quede estancada en una escuela pública local y todo por mi causa.

Yo consideraba el tomar un empleo a medio tiempo, pero cuando me preguntaba sobre qué lugar aceptaría contratar a un estudiante, yo termine sacando un 97 durante el primer examen.

Incluso con 28 años de experiencia, yo no pude sacar un 100 sin haber estudiado. Lo que me hacía ponerme a pensar, sobre que diferente era a la escuela primaria.

‘¡Fufufu! ¡La fortaleza de los 100 puntos finalmente ha caído! ¡El día que yo reclame la victoria no parece ahora tan lejano!’

Anja proclamo orgullosamente con lágrimas en los ojos.

Ella había obtenido un 89. Desde su punto de vista, definitivamente se trataba de una desgracia. Ya que se trataba de una escuela de preparación, los exámenes, se suponía que serían difíciles y yo pensé que tenía una calificación satisfactoria, pero esto solo nos terminó mostrando a ambos, que habíamos tomado a la ligera a la escuela secundaria. Aun así debo hacer notar, que ella se llevó el segundo lugar en cuanto a calificaciones en nuestro grado.

Después de eso, yo de alguna manera encontré un lugar donde trabajar y pude ponerme a estudiar apropiadamente.

 

“Kuh… así que lograste volver a sacar los 100 puntos…”

Y esas líneas de ella, fueron lo que me indicaron que estaba funcionando.

Si yo estudiaba apropiadamente, tal parece que mis 28 años de experiencia aun servían de algo.

“Sieg, ¿Qué tipo de forma de estudiar llevas? Tú trabajas a medio tiempo, llevas dinero a tú casa y tú aun así sacas 100 puntos… ¿Estás seguro de que no haces trampa…?”

“…”

 

Yo hago trampa. Yo tengo la más grande forma de hacer trampa llamada ‘reencarnación’, pero no hay forma de que lo diga.

Anja me pellizco la mejilla, pero aun así, la fuerza que ella ponía en sus dedos era débil.

En este examen, ella saco 93. Claro está, sus calificaciones eran las segundas mejores de todo el grado, pero el hecho de que sus desesperados esfuerzos por estudiar solo aumentaran en cuatro puntos su calificación, le hacían sentir un tanto deprimida.

 

Si me lo preguntan a mí, yo diría que eso es bastante y además, eso es en la escuela de preparación. Yo sentía que estos exámenes eran mucho más difíciles que los que yo llevaba durante mi vida pasada. Y aun con eso, ella saco 93 puntos, así que yo creo que ella debería de sentirse orgullosa de sí misma, pero tal vez todo sea por que yo termine sacando 100 puntos que Anja termino decepcionándose.

 

Yo saque una golosina de reciente lanzamiento mientras que comenzaba a hablar.

“… el truco de estudiar, es que uno primero debe de darse cuenta de la raíz. Todo está basado en las unidades básicas y todo lo demás que te enseñan es a partir de eso…”

“¡Aaaaaah! ¡Espera! ¡Espera! Pensándolo bien ¡No! ¡No está bien! ¡No me digas nada!”

Anja sacudió su cuerpo a la vez que ella frenéticamente se alejaba de mí.

“¡No pienso recibir la lastima de mi enemigo!”

Dijo ella, mientras que salía del salón para regresar a casa.

En ese momento, yo me quede completamente en blanco, antes de prepararme para ir a mi empleo de medio tiempo.

 

҉

 

“… tras pensarlo bien, enséñame a estudiar…”

Anja se acercó a mi escritorio y murmuro débilmente.

Su rostro estaba ruborizado, ella soporto la vergüenza y miro ligeramente hacia un costado con tal de no entablar contacto visual conmigo, mientras me pedía que le enseñara.

 

Se trataba de los exámenes finales.

Con mis 28 años de experiencia previa,  yo apenas y logre mantener mis calificaciones perfectas en todas las materias. No sé si soy quien para hablar, pero debo decir que estudie bastante.

Está por demás decir que Anja quedo en segundo lugar de todo el grado y ella obtuvo 750 puntos entre las ocho materias.

 

Se trataba de un promedio impresionante, pero para Anja, aparentemente no era algo para celebrar.

Tal parece que esa diferencia de 50 puntos, era algo difícil de aceptar para ella y más tarde cuando le pregunte directamente, tal parece que fuera de nuestra rivalidad, ella personalmente sentía que había fallado con sus pruebas. Se había tratado de un examen en extremo difícil, así que no pienso que haya sido tan malo, pero aun así, ella dijo que fue la primera vez que ella se había sentido tan molesta con algo no relacionado conmigo.

 

Ella abandono su propio orgullo y vino a aprender de mí.

Esta era la primera vez que pasaba algo como eso en los siete años que llevaba de conocerla.

Su cuerpo se estremecía levemente y su rostro estaba completamente ruborizado. Yo, aun estando viéndola de reojo, podía notar su alta temperatura y el acelerado palpitar de su corazón.

 

“… entendido. Te ayudare.”

Le respondí brevemente.

Yo prepare un lugar frente al mío y senté a la rígida chica ahí mismo.

El dejar que ella pasara más tiempo así, hubiera sido lamentable, así que empezamos a estudiar de inmediato. Dada su personalidad, yo pensé que ella daría de inmediato con la idea.

Claro está, a un lado de su lugar, yo le había dejado el dulce que le había comprado.

 

“Te lo había dicho antes, pero lo que es importante es notar la raíz de la unidad. Todo está basado en las unidades básicas y todo lo demás que te enseñan, parte de esa raíz.”

“… ¿Crece?”

“Correcto. No hagas algo como memorizar todo lo que dice el libro de texto de comienzo a fin, primero busca la raíz de su contenido. Después de eso, estudia como si fueras avanzando por las ramas.

Por ejemplo, cuando hablamos de historia… correcto… el evento más importante de este examen es la Batalla de Lesvokis. La influencia de esa batalla repercutió en la historia que le siguió. Y la parte de la historia que vino antes, son sus causas… los factores que llevaron a que la Batalla de Lesvokis ocurriera.

La mayor parte de esa era, tiene a la Batalla como su centro y no solo se trata de la historia de este país, es un hecho que también sirvió de influencia para otros países.

Si tú piensas en la influencia de esa era, desde ese entonces, piensa en que es lo que los une y estudia como si se tratara de eventos ligados, así te será más fácil el poner tus pensamientos en orden y profundizara tú entendimiento, a diferencia de leer simplemente el texto…”

“¿Ligar…?”

“Así es, ligar.”

 

Antes de empezar, Anja se encontraba sacudiéndose bastante, pero solo con una pequeña lección, ella ya había entrado en su modo ‘estudiar’. De una manera completamente dignificada, ella se concentraba mientras ponía toda su atención en lo que yo le decía.

 

“Tú puedes hacerlo de la misma manera con otros temas.

En matemáticas, la primera cosa importante que debes de aprenderte es la fórmula. Todos los caminos fundamentales provienen de la formula como base y otras fórmulas y problemas aplicados, están formados alrededor de esa fórmula. Cuando tú tengas dificultades con los problemas aplicados, primero debes de tratar de regresar a lo básico y tratar de llegar a cierto objetivo.

Ese objetivo existe en lo básico y con el fin de alcanzarlo, ¿Qué clase de progreso debes de tener? Y ¿Qué clase de valores necesitas tener? Debes de pensar en eso al momento de resolverlo.”

“… ¿Lo básico?”

“Así es lo básico. ¿En qué te equivocaste en este último examen? ¿Podrías mostrármelo?”

 

Nosotros estudiamos en silencio en una esquina del salón y aun cuando el sol se puso e incluso cuando el profesor vino a llamarnos, nosotros ni siquiera pensábamos en irnos.

Para cuando me di cuenta, el sol casi había desaparecido en el horizonte y el salón se encontraba pintado de un rojo profundo por el atardecer.

 

“Sieg… eres bueno enseñando.”

Su pálida cabellera azul se encontraba coloreada de un tono cálido.

 

҉

 

“¡Hey! Sieg, ¡¿Es verdad que le ayudas a la gente a estudiar?!”

Un día una chica de la clase me pregunto y en un momento, un buen número de chicas corrió al lado de mi escritorio, acercándose a la vez que preguntaban eso.

 

“¿Hmm? Bueno… si me lo piden, no tengo ningún motivo para negarme, pero… ¿Dónde fue que escucharon eso…?”

“Sabes, los rumores hablan sobre como Sieg, quien es el primero del grado, le ha estado enseñando a Anja después de clases, todos los días… ¡Y los rumores dicen que quizás también nos enseñes!”

“¿Un… rumor como ese…?”

 

Rodeado de chicas, yo dude a la vez que voltee a mirar a Anja de reojo, pero… ah, tal parece que Anja no parecía darle importancia. Como si eso no tuviera nada que ver con ella, ella se preparaba para la siguiente clase.

Cuando la competencia conmigo no estaba involucrada, ella se comportaba fundamentalmente despreocupada.

 

“¡Oy, oy, oy! ¡Tú bastardo popular! Tú vas a enseñarle a las chicas ¡¿Y no nos enseñaras a nosotros?!”

“¡Como si fuéramos a dejarte solo rodeado de chicas! ¡Ayúdanos a nosotros también!”

“¡Urp!”

 

Los chicos de la clase pusieron su brazo alrededor de mi cuello, medio con envidia, medio por las chicas, dejando solo un poco por su ambición académica.

Esperen… me están estrangulando…

Trate de librarme, pero no parece que cederán, hasta que diga las palabras de aceptación.

“M… muy bien…”

“¡Yay! ¡Estudiaremos con Sieg!”

“¡Muy bien! ¡No cabe duda que me aumentaran mi mesada por los próximos resultados! ¡Soy todo tuyo! ¡Sieg!”

En el momento en el que me liberaron de la llave, todos alrededor se pudieron ruidosos, así que todo lo que pude hacer fue, soltar una agotada risa.

¿Cómo fue que llegue a esto?

Aunque extrañamente, no me sentía del todo mal.

 

Las clases llegaron a su fin.

Mis cejas titilaron debido a que el número de estudiantes fue mucho mayor del que esperaba, ‘pero que molestia’, dije a la vez que veía a todos estudiar.

Yo les explique de la misma forma que le había explicado a Anja y una vez que les enseñe mi forma de estudiar, yo hice rondas en los escritorios de todos, para darles alguna asistencia práctica.

Por cierto, Anja no participo en esta sesión de estudio. Era seguro, que a ella no le agradaba esta clase de atmosfera, con todos armando tanto barullo.

 

“Sieg, acerca de este problema, sabes… cuando miro la respuesta, los cálculos y el proceso; yo puedo entenderlo, pero sabes; lo que no puedo entender es, por qué debemos de calcularlo de ese modo. De ser así, si un problema como este fuera a aparecer en el examen, no tendré de otra más que memorizarlo.

Es como, ya sabes… es un tanto difícil de explicar… tú… ¿entiendes a lo que me refiero…?”

“Sí, lo entiendo Marco. Solo con ver la respuesta, no es seguro de que puedas entender la raíz del problema. Así que lo que es importante en ese caso es…”

“Las cosas básicas que tú mencionaste en un principio ¿Eh? ¿Y entonces? ¿Qué es lo básico de este problema?”

“De este es, déjame ver… el libro de texto… justo aquí. Cuando uno lo ve de este lado, el problema solo es una aplicación del momento.”

“Hmm…”

 

Viendo a todos estudiar de esta forma, yo me di cuenta de que no por nada era una escuela de preparación de alto nivel, todos los aquí presentes tienen una buena cabeza sobre sus hombros.

Ellos fácilmente entendieron mis explicaciones y rápidamente las pusieron en práctica. Había veces que las preguntas que ellos me hacían me dejaban en shock. Con lo que quiero decir es que, dichos comportamientos nunca hubieran sucedido durante mi etapa de secundaria de mi vida pasada, a ellos apenas y puedo categorizarlos como niños.

Estos niños empezaban a reflexionar y finalmente me di cuenta sobre la diferencia que sería la preparatoria y la universidad.

Yo ya había visto un poco de la diferencia entre la gente ordinaria y un genio.

Eso era algo que me había enseñado Anja.

Tal vez fue en ese momento que yo comencé a divisar el camino que debía tomar en esta vida.

 

“Aun así, ¡Tú en verdad eres bueno enseñando Sieg!”

Dijo una chica de la clase.

Yo no pude sino que soltar una tímida risa.

 

Yo creo que esto se basa en mi experiencia llamada rencarnar.

No es que yo pueda estudiar mejor que una persona normal, yo estoy bastante seguro que es por haber estudiado desesperadamente por los exámenes del colegio, después de todo, esta es mi segunda vez cursando primaria y secundaria.

 

Al menos, como cualquier persona ordinaria lo haría, yo estudie para los exámenes de ingreso a la carrera, como si mi vida dependiera de ello.

Y de esa forma, las cosas que ya había estudiado seguían en mi mente. La eficiencia en estudiar, el punto de estudiar, la forma de estudiar, la clave para estudiar… todas esas cosas, ya estaban dentro de mi mente bien arraigadas y así, después de eso, yo tomaba por segunda vez estas clases.

 

Siendo la segunda vez que pasaba por estas clases durante mi existencia, podía notar que algunas clases habían cambiado por completo de cuando las había tomado por primera vez.

Yo tuve que ver cuál era la intención del profesor detrás de la clase, algo que nunca hubiera pensado durante mi primera vida y busque cual era el punto principal de la lección.

Había veces cuando la manera de enseñar del profesor era mejor que durante mi primera vida y veces que sentía lo contrario.

Viendo esta diferencia, algunas veces sentía que el tema había sido bien impartido y otras, donde sentía que debía de enfatizar más en algún otro punto. Implementándolo de esa manera, yo llegue a mi propia evaluación de las clases que impartían los profesores.

 

… aunque resulto efectivo, no podía decírselo a ni un alma.

Durante mis días de secundaria de mi vida pasada, si tan solo le hubiera hablado a alguien, eso hubiera sido suficiente como para que mis días no terminaran tan oscuros como lo hicieron.

Desde la perspectiva de los demás, pareciera que yo estaba pensando profundamente en algo. Y eso lo deje guardado en lo profundo de mi corazón, pero independientemente, yo comencé a aplicar mi propia visión personal en lo que respecta a la enseñanza.

“¡Sí, sí! ¡Sr. Sieg! ¡Yo no entiendo para nada esto!”

“Sí, sí, solo dame un momento Lina…”

 

Creo que soy feliz.

Creo que me hace feliz el serle útil a mis amigos.

Ese sentimiento de que yo soy ‘especial’, se siente agradable por primera vez.

 

El tiempo avanzo y la sesión de estudio termino.

Esto sucedió mientras que yo caminaba por un oscuro pasaje, debido a que el sol ya se había puesto.

Durante aquella sesión de estudio, yo definitivamente sentí cierto grado de satisfacción, mi pecho se inundó de un sentimiento de realización al haber podido ayudar a mis compañeros; así que camine dando ligeros pasos de camino a casa, solo para encontrarme con esa persona, quien estaba parada frente a mí.

 

Esa persona se encontraba parada de manera impositiva en el medio de mi camino a casa.

Su boca se encontraba torcida, sus piernas formaban un gran arco y sus brazos se encontraban cruzados con el fin de intimidarme.

Sus grandes ojos no apartaban su mirada de mí, así que no cabía duda de que yo era su objetivo.

Uwah, pensé.

Sin importar como lo vea, ella no está nada feliz.

 

Anja se encontraba bloqueándome el paso.

“… ¡Hmph!”

“Um… ¿Anja…? ¿Señorita Anja…? ¿Cuál es motivo de que se encuentre tan enojada?”

Inconscientemente le hable de manera más formal.

“¡Yo no estoy particularmente enojada ni nada! Después de todo ¡No es como si hubieras hecho nada malo!”

“Uwah…”

 

¿Qué debo de hacer…? ¿Y ahora que hare…?

No tengo ni idea de que es lo que tengo que hacer y más aún, no sé qué fue lo que a ella le molesto.

… No. Puedo decir que lo que causo esto, fue el hecho de que yo me hubiera reunido con todos, pero, aun así, no tengo ni idea sobre qué es lo que le pasa por la mente.

… de darle un dulce ¿Acaso ella recobraría su temperamento?

“… Anja… acaso quisieras… ¿una golosina…?”

“¡Hmph!”

Con agiles movimientos de su mano, ella tomo toda la bolsa de dulces, pero aun así, su ánimo no mejoro.

He fallado.

 

“Um… ¿Te gustaría participar en la siguiente sesión de estudios…?”

“Oh, ¡No te fijes en mí! ¡A mí no me gusta el estudiar con tantas personas!”

“Tal y como pensaba…”

Bueno, yo ya sabía eso. Solo guardaba la esperanza.

No puedo creer que la chica que se encuentra frente a mí haciendo puchero y actuando desalentadoramente, se le ha dado el apodo de ‘La Diosa de Hielo’ en la escuela.

Esta chica, ella usualmente actúa con frialdad. En verdad, créanme.

Pero, aun así, ella se comporta completamente diferente cuando esta frente a mí.

“… solo me irrita.”

“… ¿Por qué?”

“… no lo sé.”

Anja no cambio su pose, ni aun al decir eso.

 

“¡Aaah! Bien ¡lo que sea! ¡Ahora también ayúdame a estudiar! ¡Por un demonio que lo haremos! ¡Justo aquí y ahora!”

“¡¿Ehh?! ¡¿Ahora?! Pero ya ha anochecido y la escuela ya ha cerrado ¡¿Lo sabes verdad?!”

“Entonces simplemente tendremos que hacerlo en mi habitación ¡¿No crees?! Nosotros tendremos una sesión de estudios nocturnos ¡Solo nosotros dos!”

¿Una sesión de estudios nocturnos…?

Mi corazón se aceleró.

“El día de hoy ¡estudiaremos hasta que ya no puedas más! ¡No! Incluso si no puedes más, ¡Yo te forzare a continuar! ¡Así que será mejor que te prepares!”

“Oye… e-espera un segundo…”

 

Mi dudosa mano, fue tomada por Anja y a la fuerza llevada a su guarida.

Mi pecho continuaba acelerado, dum, dum, mi cuerpo parecía acalorarse. Mi sangre fluía a un ritmo increíble.

Una sesión de estudios nocturnos, en la habitación de Anja, con tan solo nosotros dos, hasta que ya no pueda más… e incluso aunque ya no pueda seguir…

Esas extrañas palabras continuaron girando en mi cabeza, a la vez que Anja me dirigía sin soltarme la mano, todo eso mientras que deambulábamos en la noche.

 

Déjenme dejar algo claro.

… nada paso.

… solo estudiamos.

 

Quiero decir, claro. Eso era algo obvio. Nosotros solo tenemos 13 años.

Disgusto. Justo como mi sangre roja, cierto disgusto circula en mí.

Anja cayó dormida mientras que estudiaba, después de no haber podido más, así que yo la lleve a su cama, me asegure que estuviera bien tapada y deje que el padre de Anja me acompañara a mi casa.

 

Quiero decir… claro.

Auto desprecio. Con todo mi auto desprecio y vergüenza; de haber habido un agujero, me hubiera lanzado a él.

Yo deseaba golpearme a mí mismo hasta la muerte por haber dejado que mi corazón se acelerara.

Incluso si mi cuerpo es joven de nuevo, y pensar que terminaría deseando a una niña de 13 años…

¿Pedófilo? ¿A caso soy un pedófilo?

Adentro de este cuerpo de 13, hay un hombre de al menos 28 años ¿Acaso termine teniendo las expectativas de un hombre?

Maldición, maldición, maldición…

Imposible. No. No pudo haber pasado.

El pecado más grande que he cometido, un crimen capital. Se trata de un pecado que amerita la pena capital.

 

Tras regresar a casa, yo golpe mi cabeza contra mi escritorio un sin número de veces.

Hasta que mi madre noto mis excentricidades y me detuvo, yo había estado golpeándome una y otra vez.

Aaaaaaaah………..

La culpa~…… la culpa~…….

 

“Buenos dí… espera, Sieg, ¡¿Qué te paso?! Tú frente ¡Esta roja! ¡Y esas exageradas bolsas bajo tus ojos!”

Al día siguiente, cuando nos vimos en la escuela, esas fueron las primeras palabras que Anja mencionó.

Mi frente estaba tan hinchada que parecía estar a punto de estallar y mis ojeras se encontraban firmemente plantadas.

 

Yo no pude dormir. Lo dejare así.

Incluso el ponerme a descansar, lo sentía como un pecado y continúe amonestándome aún más. Así pasé la noche en vela con la culpa carcomiéndome.

 

“… no es nada.”

“Hmm… entonces lo dejaré así, pero… hoy por la noche, nosotros tendremos otra sesión de estudios en mi habitación ¡Me escuchaste! ¡Es una promesa!”

“¿D-De… nuevo…?”

La vi marcharse y dirigirse a su lugar, dejando solo esas palabras a lo que yo por mi parte, termine postrado en mi pupitre.

En el siguiente examen, me fue imposible el sacar el 100 por ciento.

 

҉

 

Los meses pasaron y entramos a la preparatoria.

Aquella a la que nos inscribimos fue, por supuesto, a la escuela preparatoria más prestigiosa.

Lo que es más, yo pude entrar en aquella escuela de acreditación nacional con una beca.

Libre de cualquier cuota. Eso era lo menos que podía hacer por mis padres… yo no podía sino más que recordar mi antiguo salario de mi vida anterior.

En tal sentido, para alguien quien obtuvo la gracia de la ‘reencarnación’ tal como yo, el haber obtenido una beca era algo natural, pero para Anja, quien la obtuvo por su propia fuerza y dedicación, era algo realmente sorprendente.

Como su amigo de la infancia, yo me sentía orgulloso de ella.

Así es. Nosotros éramos amigos de la infancia.

Rivales que compitieron lado a lado por más de 10 años y que han recorrido el camino de la vida juntos.

Para mí, incluida mi vida anterior, se trataba de 10 de mis 43 años, pero para ella, se trataban de 10 de 15 años.

Así es, ya han pasado más de 10 años.

… ya 10 años.

 

‘¡La verdadera batalla será durante la preparatoria! Yo te alcanzare en cualquier momento ¡Y te derrotare en los exámenes! ¡Así que será mejor que te prepares!’

Justo después de la ceremonia de ingreso, Anja proclamo eso, llena de espíritu.

Su actitud tomo un giro completo, en cuanto ella se convirtió en una preparatoriana, pero para mí, cuando la escuche decir eso, ella parecía la misma que cuando nos conocimos por primera vez, así que no pude sino más que reír.

Sus mejillas se inflaron un poco y dijo ‘¡esta será la última vez que te rías!’ para terminar con un ‘hmph’.

 

Y aun así, ella obtuvo el sobrenombre de la ‘Reina de Hielo’ en tan solo tres meses de escuela… en verdad que no entiendo a la gente.

 

Nueve meses después de que nos inscribiéramos fue que sucedió ese incidente.

Se trató de un incidente que cualquier otra persona no hubiera considerado un incidente. Pero aun así, para Anja y para mí, se trató del incidente más grande que hubiera podido ocurrir.

Especialmente para mí, se trató de un punto y aparte. Creo que fue el momento en el que la diferencia de aptitudes realmente comenzó a mostrarse.

 

“… ¿Ehh?”

Anja abrió por completo sus ojos ante la gran pizarra colocada a la entrada, que mostraba las calificaciones intermedias del tercer semestre.

Sus ojos parpadearon una y otra vez por la sorpresa, a la vez que veía las posiciones del resto. Tras frotarse los ojos una vez más, ella volteo a ver los resultados de nuevo.

 

‘1° Lugar: Sieg 785 Puntos.

2° Lugar: Anja 785 Puntos.’

 

La tabla de lugares lo decía todo.

Un tinte rojo comenzó a extenderse rápidamente en su rostro y sus ojos comenzaron a brillar.

 

“¡Sieg!”

Ella corrió directamente hacia mí, con un rostro completamente sonriente. Casi parecía que le iba a salir vapor de su cuerpo de la emoción.

 

“¡Sieg!”

Al acercarse, ella me volvió a llamar. No es que lo hiciera por algo en particular. Ella simplemente se sentía así de emocionada.

 

“¡Finalmente te alcance! ¡Esta es la primera vez! ¡La primera vez te digo! ¡Esta es la primera vez que saco lo mismo que tú!”

Completamente emocionada, ella seguía repitiendo una y otra vez ‘primera vez’.

Durante la primaria, hubo varias veces que ella sacaba 100 puntos al igual que yo. Pero ella no pareció satisfecha con eso. Para ella, esos 100 no eran un punto de comparación satisfactorio, por lo que no servían para medirse conmigo.

Cuando sucedía eso, no era más que un empate. Lo que es más, para ella, ese empate no le hacía nada feliz.

 

Así que esta era la primera vez que empatábamos con algo que no fuera con un 100 y ella no dudo en ponerse feliz por ese hecho.

 

“¡Estamos empatados! ¡Lado a lado! ¡Ahora todo lo que tengo que hacer es sobrepasarte! ¡Ganaré! ¡Estamos igualados! ¡Yo estoy igualada con Sieg!”

Feliz, ella en verdad que lucía feliz. Tanto que con tan solo verla, yo me sentía feliz también. Sus ojos resplandecían como si de joyas se tratasen.

 

“¡Sera mejor que te prepares!”

Ella dijo mientras que se reía. Como si su futuro estuviera pavimentado con joyas preciosas, ella levanto su pecho como si riera.

 

… pero Anja.

Ya han pasado 10 años.

10 años completos….

10 años han pasado desde que comenzamos a competir…

Las costuras comienzan a separarse, Anja…

 

҉

 

No tuvo que pasar mucho para que esa brecha se ampliara.

“¡Yo gane!… ¡Yo gane! ¡Gane! ¡Gane! ¡Gane! ¡Yo gane!”

‘1° Lugar: Anja 786 Puntos.

2° Lugar: Sieg 781 Puntos.’

Durante los exámenes de medio curso del segundo año, yo perdí contra Anja por primera vez en mi vida.

En cuanto a resultados en los exámenes, esta era la primera vez en esta vida que perdía.

 

Cuando Anja vio los resultados, ella quedo completamente en las nubes.

Tal parecía que contemplaba algo que no podía creer, más aun, ella no supo de qué manera reaccionar y se quedó en blanco. Sin pensar en nada, ella solo levanto su cabeza, abrió su boca y con los ojos completamente blancos, ella se quedó así en silencio por un momento.

Tal vez pasaron 5 minutos.

Su conciencia parecía haber finalmente regresado a su cuerpo, ella proceso la información visual que llegaba y completamente emocionada ella dijo…

“¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice…!”

Ella brincaba de un lado al otro con su rostro completamente rojo, mostrando su ánimo con todo su cuerpo en una forma completamente opuesta a la de su frio apodo que ella había recibido.

 

“¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice! ¡Lo hice…!”

Y una vez más, ella corrió directamente hacia mí, tomando a su supuesto enemigo – de las manos – y agitándolas de arriba abajo. Sonriendo de oreja a oreja, ella me dirigió una ferviente mirada.

No pude sino más que soltar una risa de consternación.

No había nada más que hacer.

 

“¡Lo hice~~~~~~~~!”

Dijo Anja, mientras que corría por la puerta de la escuela.

 

“¡Ahh! ¡Espera un momento! ¡Anja! ¡Regresa!

¡Regresa en este momento!

¡Las clases aún no han terminado!”

Y así, simplemente, ella se olvidó de las clases, ese impulso hizo que Anja saliera corriendo de la escuela. Olvidándose hasta de sí misma, ella solamente corrió.

No había forma de que yo pudiera detenerla, sus 10 años de esfuerzo la impulsaron como a un tornado.

… al día siguiente, ella recibió un extenso regaño por parte del profesor.

Esa escena fue todo un espectáculo.

 

Aunque fue solo una señal, de ese día en adelante, yo sabía que las cosas cambiarían. No se trataba del impacto por haber perdido. Mi primera derrota en realidad no significo mucho para mí; de hecho, no me irrito o altero tanto.

Una cierta decisión simplemente apareció en mí.

El momento destinado se estaba acercado. Podía sentirlo y comencé a prepárame para eso.

Tal parece que nos hemos comenzado a separar.

Esto empezó desde la secundaria… no, estoy seguro que desde antes…

Yo sabía que el día en el que nos separaremos, no estaba tan lejano.

 

҉

 

En un principio, ella pasaba su tiempo de manera tranquila.

Tomando ese día como marca, nosotros entramos en un ciclo de victorias y derrotas, el uno con el otro.

Tomando en cuenta nuestro promedio final durante el segundo grado, yo salí victorioso.

Pero para cuando entramos al tercer grado, mi promedio de victorias callo hasta al 50%… no, ella ligeramente me sobrepaso.

Ya que ella llevaba sus resultados de una manera tan ordenada, yo hubiera podido saberlo con exactitud de habérselas pedido, pero me sentí muy avergonzado como para hacerlo.

 

Fue por ese entones, que ella empezó a estudiar de una manera que parecía disfrutar.

Hasta ahora, ella al estudiar parecía un tanto desesperada y siempre tenía un look un tanto sombrío, trabajaba duramente solo para vencerme, pero ahora, con nuestro ciclo de victorias y derrotas, ella parecía disfrutar realmente el aprender.

Cada vez que ella descubría algo nuevo, ella dejaba salir una sonrisa.

Y cuando eso pasaba, aunque pudiese parecer extraño, su progreso académico se elevaba aún más que cuando lo hacía como poseída.

 

“¿Te estas divirtiendo?”

Le pregunte.

 

“¿Puedes saberlo?”

“Sí… llevo de conocerte lo suficiente…”

“Ya han pasado 10 años. Ah, cuanto tiempo, pero cuanto tiempo. Y que pesado ha sido.”

 

Así es, se ha tratado de una de esas relaciones en las que las circunstancias nos juntaban.

Incluso aunque competíamos con nuestras notas, por alguna razón, nuestras sesiones de estudios continuaron. ¿En verdad tienen algún sentido? Aunque lo preguntaba de vez en vez, ella simplemente tampoco lo sabía y en mi caso era lo mismo.

 

‘Sieg, tú forma de enseñar es aún más fácil de entender que la del profesor.’

Cuando ella me dijo eso, yo no pude decirle que quería terminar con esas sesiones de estudio.

 

“Cierto… en verdad que ha pasado mucho tiempo…”

Voltee a ver el techo del salón a la vez que remembraba el camino que había recorrido hasta ahora.

Desde primaria, pasando por secundaria y hasta ahora en preparatoria.

… no, aún más atrás. Mucho más atrás que eso, yo recordé mi vida anterior. Últimamente yo me encontraba recordando mi vida pasada más a menudo.

 

“… Oye, que es lo que quieres decir con ‘en verdad que ha pasado mucho tiempo…’ ¿Por qué lo dices en forma pasada? Sieg, tú y yo entraremos a la misma universidad, así que aun estaremos juntos por mucho tiempo más.”

“… sí, así es. Tienes razón.”

 

Nuestra primera opción para la universidad, era la numero uno del país.

No podía decidirse de otra forma, además de que era lo más natural. Nosotros asistíamos a la más prestigiosa academia de formación y en ella, nosotros competíamos por el primer y el segundo lugar. Era completamente obvio que nosotros apuntásemos al más difícil y mejor centro académico del país.

Además de eso, los resultados de los exámenes de práctica, nos daban la más alta probabilidad de ser aceptados ‘A’. Y aunque no pensaba bajar la guardia, la idea era, entrar juntos a la misma universidad.

 

Pero eso era todo.

Nuestra… no, la brecha existente, parecía hacerse más y más amplia, y ahora, entraba a un punto más allá de lo que podía resarcirse. No, desde un comienzo, esta relación era una bomba de tiempo la cual no podía detenerse.

 

Nosotros asistiremos a la misma universidad.

Pero el momento de nuestra separación no estaba lejano.

 

“Oye… Sieg, ¿Qué es lo que pasa…?”

Recupere mis sentidos al momento en el que Anja me hablo.

“Ah, lo siento. Me quede en las nubes. No es nada.”

“Mentiroso…”

Ella vio a través de mí.

 

“Oye… ¿Puedo preguntar…?”

“¿A-acerca de qué…?”

“¿Qué es lo que ocultas…?”

 

Yo temblé por un instante, mi corazón recibió una fuerte descarga, causando que todo mi cuerpo se entumeciera.

“Estos días, tú… tú pareces estar pensando profundamente en algo… hablas contigo mismo… te preocupas…

En un principio pensé que se trataba solo de alguna cosa sin importancia. Yo pensé que era porque te alcanzaba en las pruebas.

Pero estaba equivocada. Te conozco lo suficiente como para saberlo. Así que, es seguro que algo te pasa…”

“…”

“Supuse que ocultabas algo. Sé que eso es algo que todos hacen y que no es algo que me debería de preocupar. Pero, si tú quisieras hablar de eso con alguien, yo soy todo oídos… pero, aun así, yo siento que lo que tú ocultas es algo completamente diferente. Lo que has estado ocultando últimamente es… un poco diferente…”

La habitación quedo en silencio. Fuera de lo que ella decía, no se escuchaba nada más.

Yo podía escuchar el palpitar de mi corazón demasiado claro.

 

“… no lo había notado hasta hace poco. Hemos estados juntos por tanto tiempo y al fin me doy cuenta.

Que tú has estado ocultando algo… todo este tiempo… por largo tiempo… desde la primera vez que nos conocimos… hace tanto… tanto… tanto tiempo… tú has estado preocupado…”

 

Yo me encontraba completamente desconcentrado. Mi secreto, ese que no le había contado a nadie, fue descubierto, así sin más.

Anja sostuvo sus rodillas con sus manos, mientras que ocultaba su rostro y robaba una mirada con sus ojos completamente abiertos.

 

“Oye… acaso es algo… ¿Algo que no puedes contarme…?”

“…”

“…”

 

Un largo silencio cayo. El único sonido que pude lograr escuchar, fue el sonido que emití al tragar mi propia saliva.

 

“… no puedo decirlo.”

 

Esas fueron las únicas palabras que pude decir.

Su rostro cambio a uno de desesperación.

 

“Solo unos pocos años más… quiero que esperes unos pocos años más…”

“… ¿Ehh?”

“En ese momento… yo te lo contaré todo…”

 

Al decirle eso, Anja asintió ligeramente. Con el rostro completamente serio, ella agito su cabeza de arriba a abajo.

Yo doble mi cuerpo para mirar el techo. Se trataba del techo de su habitación, se trataba de una escena familiar.

En solo unos pocos años más… solo unos cuantos años y todo saldrá a la luz.

En ese momento todo se desvanecerá y ella terminara desilusionada de mí.

 

¿Lo sabes Anja?

Yo he estado haciendo trampa.

A decir verdad…

Desde la escuela primaria, yo he estado estudiando para los exámenes de la universidad.

Cuando me percate de tú potencial, yo quede completamente aterrado y empecé a estudiar tan pronto como pude.

Pero aun así, tú me alcanzaste.

Y ahora estas por sobrepasarme.

Ese es el tipo de persona que soy…

 

Ambos pasamos sin ningún problema nuestros exámenes de ingreso.

Yo fácilmente obtuve el pase para entrar a la más prestigiosa institución de enseñanza superior del país.

Cuando comparamos nuestros resultados, más tarde, yo obtuve una mejor calificación que Anja.

Anja había puesto un considerable esfuerzo en su prueba, así que ella estaba un tanto irritada.

Viéndola así, yo me reí.

Esta era, mi última muestra de testarudez.

 

҉

 

Yo tuve un sueño.

Soñé con una tormenta de nieve.

Era un sueño sobre ese día que nevó tanto, el día de mi muerte.

Dentro de una habitación completamente blanca. No se trataba de pequeños copos de nieve cayendo, se trataba un cuerpo viviente de nieve que caía sin cesar.

Se trataba de una tormenta que quedaría en la historia.

 

Yo le tenía envidia a esa nieve.

Yo la envidiaba al ser especial.

El yo de mi vida pasada, nunca pudo escapar del plano de lo ordinario, aun así, sin importar cuanto recuerde, nunca me viene a la mente algún momento en que realmente haya tratado de dejar la mediocridad.

Yo llore, reí, me enoje, me preocupe, trabaje duramente, solucione problemas y me esforcé…

La vida es algo difícil, e incluso si yo hice uso del 120% de mi propio poder, el camino no se me pondría fácil. Las paredes que formaban la vida diaria eran altas. Todo era tan difícil que te daban ganas de llorar, patear el suelo y gritar sobre lo injusto e irrazonable que era; mientras que tú cuerpo se iba despedazando sin que pudieras hacer apenas algo para evitarlo.

Y eso era solo una vida ordinaria.

En mi vida pasada, yo era una persona común y el camino que recorrí fue el de una persona normal.

Hubo felicidad, hubo dolor, hubo momentos en los que estaba tan mal que no podía continuar… esa era una vida ordinaria.

 

… yo quería ser especial.

Yo quería ser tan especial como esa tormenta de nieve.

Y así, la reencarnación ocurrió.

Y ahora ¿Cómo debería de considerarme?

¿Pude convertirme en alguien especial?

Claro está, mis calificaciones en la escuela casi siempre eran las primeras, yo pude graduarme de una buena preparatoria y fui capaz de entrar a la universidad más difícil.

Yo era especial. Desde la perspectiva de otra persona, yo soy especial.

¿Pero que hay acerca de eso?

Comparado con esa gran tormenta de nieve ¿Qué tanto he sobresalido?

¿Acaso tengo el poder de cambiar por completo el mundo? ¿Tengo siquiera un poco de la intensidad de aquella tormenta?

¿Me he podido convertir en esa tormenta que tanto he envidiado?

 

… no hay forma de que lo pueda hacer.

Ni una sola parte de mí ha cambiado de mi vida pasada.

Esta ventana no servirá de espejo; mi forma nunca será la de la nieve.

La identidad de lo que realmente soy nunca cambiara.

Yo simplemente nunca estuve al mismo nivel que Anja.

 

҉

 

Incluso tras entrar en la universidad, mi competencia con Anja continuo.

Estaba tan ocupado como era usual, o eso al menos quisiera decir, pero la mayoría de las tareas eran reportes y había pocas cosas que pudieran ser objetivamente puntuadas como los exámenes.

 

Ella estaba enfurecida.

¡¿Cómo se supone que competiríamos?!

Ya que yo ya había experimentado una vez la vida universitaria, eso era algo que sabía de antemano, así que, solo pude responderle con una sonrisa de entendimiento.

 

Había ciertas materias que tendrían exámenes al final del curso.

Y Anja las eligió con entusiasmo ‘¡Es una batalla! ¡Ven a mí!’ ella felizmente hizo esa declaración de guerra. Pero, lo que ella no sabía, era que en la universidad, los exámenes raramente eran devueltos, con lo que no habría forma de saber los resultados…

 

Cuando las vacaciones llegaron, ella nuevamente se alzó en ira.

Lo verdaderamente impactante fue, que ella me arrastro del brazo hasta infiltrarnos en la oficina del profesor.

‘Dame mi examen final, dime cual fue mi calificación.’

Fue lo que ella demando.

 

Los profesores también se sentían perturbados.

Acaso las regulaciones les permitían el entregar aquella información en tan corto termino ¿o no? Sin darles tiempo de revisarlas normativas, ella los golpeaba con todo su entusiasmo, exaltándolos para que le entregaran sus resultados de sus exámenes salvo su mejor opinión.

Y con eso, Anja se hizo famosa dentro de la facultad.

 

Los resultados me pusieron en lado perdedor.

Mí índice de victoria era de alrededor del 30%.

Hmhmm’ una expresión triunfante que cualquiera podía identificar, estaba plantada en su rostro, ella parecía excepcionalmente feliz.

‘¿Estás seguro de estar a la par?’ Anja trataba de provocarme, pero, ‘Solo espera hasta la próxima vez’, yo le respondía.

 

Esperen ‘¿Hasta la próxima vez?’ dije algo demasiado insincero.

Eso es todo lo que podía decir.

 

 

“… ¿Ehh? ¿Te refieres a… mí…?”

Con la mirada en blanco, Anja apunto a si misma mientras hablaba.

Uno de los reportes de Anja fue altamente valorado y ella recibió una recomendación del profesor para asistir a un panel de discusión extramuros.

Ahora ¿Acaso no es eso sorprendente? ‘Como se esperaría de Anja’. Fueron las palabras que dije para animarla, pero ella no disipo sus dudas.

 

Por su complexión, cierto pensamiento era evidente…

‘Porque es qué Sieg no fue elegido, ¿Por qué solo yo…?’

Yo sabía muy bien lo que ella pensaba.

 

Y así, Anja formo parte del panel en otra universidad mientras que mantenía sus excelentes calificaciones.

 

En otra ocasión, ella fue reconocida como una de las estudiantes más prolíficas de todo el curso.

Los resultados en sus reportes, sus calificaciones finales, tomando todo eso en consideración, ella estaba claramente entre los primeros lugares.

En esa ocasión también, ella estaba simplemente perpleja.

 

La diferencia era clara ahora.

 

En nuestra universidad, la elección de carrera iniciaba en el segundo año. Pero incluso si era llamado de tal forma, las materias iniciales servían como prueba para elegir la especialidad y al pasar por varias de ellas, le permitía a los estudiantes el experimentar diferentes tipos de campos. Durante ese periodo de prueba, una vez más, Anja fue objeto de grandes expectativas.

‘Sin importar que, únete a nuestro seminario’, ‘Sin importar que únete al nuestro’, tras haber obtenido vibrantes resultados durante su primer año, Anja era solicitada en todas partes.

Y claro está, eso no sucedió conmigo.

Ahora entonces, el problema era lo que se le había metido a la cabeza. Ella decidió que ambos nos inscribiríamos en el mismo laboratorio. Así que, ¿A cuál deberíamos de unirnos?, fue lo que ella me pregunto.

Yo, en respuesta, no pude sino más que sonreír amargamente.

“¿No crees que cada uno debería de elegir el tema que más nos interese?”

Cuando yo exprese esa opinión, su ánimo claramente empeoro.

“Cierto… sin duda eso sería lo mejor…”

Aun reacia, yo logre que aceptara. Y al ofrecerle un dulce de temporada que saque de mi mochila, de alguna manera logre que se apaciguara.

 

Al final, Anja entro al seminario de Investigación de Tecnología Mágica y el seminario de Desarrollo.

Y yo por mi parte escogí, el seminario de Investigación de Tecnología Mágica y el de Desarrollo…

… no esperen, esto en verdad fue un error de cálculo. Cuando al fin logre que ella eligiera por su cuenta, ambos terminamos apuntándonos a D&I de Tecnología Mágica.

Yo había trabajado como un investigador de tecnologías mágicas durante mi vida pasada, así que pensé que podría emplear mi experiencia al escoger ese laboratorio. Pero en cambio ella pensó que sonaba interesante y lo escogió.

 

“Como es que llegamos a esto…”

Yo murmure eso, justo al lado de la chica de aspecto triunfante por alguna razón.

 

Cumplimos veinte años y las actividades de ella, solo se incrementaron en intensidad.

Su tesis fue altamente valorada, con lo que logro ganar un premio de la sociedad académica, ella fue invitada a otra convención, ella fue lentamente ampliando sus resultados.

Al tratar con los estudiantes de las facultades de otras universidades, ella fue extendiendo sus contactos y se encontraba muy ocupada yendo de un lado al otro.

Ella fue invitada a un proyecto de investigación colaborativo entre otras universidades y corporaciones, donde también sobresalió.

 

Nada en particular me sucedió a mí.

Si tuviera que definirlo, diría que fue ordinario… yo pasaba mis días de escuela de la misma forma que cualquier otro.

 

“¡Por qué…!”

Anja se quejó conmigo a solas.

“¡Por qué solo yo…!”

Ese enojo no lo dirigía a nadie en particular, no había nada que hacer, ella solo podía expresarle eso a mí.

En su cabeza, ella guardaba la ilusión de que competiría contra mí por siempre y ahora ella se sentía irritada al ver que la realidad era diferente.

Eso no sucederá. Anja, no hay forma de que eso suceda.

 

“Lo siento…”

Al decirle esas palabras, ella puso un rostro amargo, ‘lo siento’, dijo ella en voz baja, tanto que apenas y logre escucharla antes que se marchara.

La pequeña brecha que existía entre nosotros, se había convertido ahora en un gran cañón.

 

҉

 

“¿Competencia?”

“Así es ¡Una competencia!”

Sosteniendo un volante de la competencia de producción de tecnología mágica, el cual puso frente a mi rostro, Anja dijo muy animada a la vez que dejo salir un ‘Hmm’ por la nariz.

 

“¡Competiremos en esto!”

Para decirlo de manera simple, uno tenía que desarrollar un artículo que satisficiera cierto nivel designado y producirlo. Se trataba de una competencia donde el dispositivo de tecnología mágica, seria juzgado por su grado de eficiencia, diseño, concepto y muchos otros puntos.

Se trataba de una competencia que se llevaba a cabo en la universidad y requería de habilidades cercanas a las de un especialista en tecnologías mágicas.

 

Mi corazón se alegró por un momento.

Una competencia que demandaba habilidades prácticas. Con más de cinco años de experiencia en mi haber, se trataba de una competencia que me era favorable.

Yo podría competir contra Anja por primera vez en mucho tiempo.

Cuando pensé en eso, sin querer deje salir una pequeña sonrisa.

Tal vez sintiendo mi complacencia, ella me sonrió llena de renovadas expectativas.

 

Yo lo di todo de mí en esa competencia.

Desde la mañana hasta al anochecer y de ahí a la tarde, yo pensaba sobre lo que crearía con recelo, apuntando cada idea en el papel.

Cuando fue el momento de hacer el prototipo, yo hice a un lado todos los puntos problemáticos y me enfoque en el modelo final. Los fallos son los accesorios de una producción exitosa, eso es algo que yo aprendí durante mi vida laboral de mi vida anterior. Lo más importante de todo, es no dejar de mover las manos.

 

Yo hice prototipo tras prototipo, mejorándolo cada vez que hacia cambios. En momentos, yo me tranquilizaba y trataba de verlo desde otro ángulo.

Ideas pasadas o tal vez, la pista se encontraba oculta en otro producto completamente diferente… yo probé de todo.

Escarbe en mis memorias.

¿Existe alguna forma de usar de mejor manera mis cinco años de experiencia? ¿Acaso hay alguna pista oculta en mi trabajo de aquel entonces? ¿Abra alguna mejor idea? Alguna mejor manera de desarrollarlo… yo me dedique por completo a desarrollar mí dispositivo de tecnología mágica.

 

“Oye… Sieg, te encuentras… ¿Bien? ¿No crees que te estas exigiendo demasiado…?”

Dijo Anja nerviosamente, ella parecía preocupada por mí.

Dejando de lado que ella fue la que propuso la competencia, ella parecía muy nerviosa preocupándose por su rival.

‘Está bien… yo estoy bien…’ le dije eso y le di unas palmaditas en la cabeza.

En ese momento yo me sentí un poco mal. Yo la había hecho que se preocupara innecesariamente.

Pero tenía que darlo todo.

Esta vez quizás sea la última.

Esta podría ser la última vez que pueda competir contra ella.

 

Yo ya lo sabía.

Que la brecha entre nosotros que se había abierto, ya no podría cerrarse.

Que yo ya no podría responderle de la misma manera.

Que yo ya no podría satisfacerla más.

Incluso si había renacido, yo aún era alguien ordinario.

Así que al menos por esta vez, una última vez…

Al final…

Con todo lo que tenía…

Con toda mi alma…

Yo lo apostare todo.

 

Por favor déjame tener una última competencia contra ella…

 

 

El día de la competencia.

En una gran sala abierta. Un buen número de universidades tomaron parte y toda la sala estaba llena de estudiantes.

Se trataba de una prestigiosa competición que se había llevado a cabo durante muchos años y un gran número de corporaciones y reporteros, observaban a las galantes figuras de los estudiantes, en busca de nuevos talentos quienes guiaran el futuro.

Y la competencia siguió.

Y la competencia siguió.

Y la competencia siguió.

 

Después de todo Anja fue sorprendente.

La ingenuidad de su dispositivo mágico, funcionalidad, diseño… sin importar como uno lo viera, este funcionaba maravillosamente.

En términos de una calificación era merecedor de un 100… no sin duda 120 al menos.

Desde un principio, no había forma de que ella pudiera ser medida en una escala de 100.

 

Los resultados se dieron.

Su trabajo fue altamente alabado.

Sobre los más de 1000 participantes, ella se posiciono espléndidamente en la segunda posición.

 

Y yo…

Yo…

 

 

 

 

҉

 

La nieve caía.

Yo me sentía pesado.

Mi visión se encontraba completamente cubierta de blanco.

De acuerdo con mi amigo del meteorólogo, se trataba de una tormenta de nieve como no se había visto en más de 50 años.

 

Frio.

Blanco.

Todo mi mundo se encontraba cubierto de nieve.

Había caído tanta como en el día de mi muerte.

 

“… Tú no deberías de salir a la calle… en un día así…”

A la vez que me sentaba en el pórtico, una mujer sostenía un paraguas para mí.

Se trataba de Anja. Anja vino a verme.

 

“Ah… lo siento…”

Le dije mientras que le aceptaba el paraguas, pero el paraguas no tenía ningún sentido.

Ese pequeño paraguas no podría hacer le frente a esta imponente tormenta, así que la nieve simplemente se fue apilando a mi lado.

 

“Fue una lástima… el que no te hubieran seleccionado… Sieg, tú trabajaste tan duro y aun así…”

Así es, mi trabajo no fue seleccionado. Yo falle durante las preliminares.

Durante la primer parte de la competencia… todo mi esfuerzo desapareció del escenario.

 

“… fue el resultado más natural.”

“… no digas… algo como eso…”

 

La competencia fue a gran escala, había participantes de muchas universidades.

Se trató de una competencia donde se reunían verdaderos genios. Así que no podía hacerse nada si mi producto no pasaba.

 

“Oye… si te quedas aquí, terminaras pescando un resfriado… regresemos a casa, ¿está bien?”

“… yo… observare la nieve un poco más…

Anja, tú deberías de ir a casa.”

“… no lo hare hasta que tú lo hagas.”

Con esas palabras, ante esa pesada tormenta, ella se sentó a mi lado.

La nieve cubrió todos los colores y sonidos.

 

“… lo siento.”

“¿Ehh?”

“Yo ya no puedo más seguir a tú nivel…”

Dije eso con una voz tan baja que solo ella podría haberme escuchado.

Dejando de lado el hecho de que no había nadie más ahí, dejando de lado el hecho de que solo había nieve.

 

“Este es el fin de nuestras competencias… de ahora en adelante, tú deberás de competir contra verdaderos genios.”

“Sieg… ¿De que estas hablado…?”

“Gira tú mirada y ve al amplio mundo. Tú eres en verdad un genio y yo… estoy seguro de que encontraras otros verdaderos genios con los cuales tú podrás competir. De ahora en adelante, tú esfuerzo… tú deberás de dirigirlo hacia ellos…

Este es mi final. Aquí es donde tomamos diferentes caminos.”

Yo la mire a los ojos.

 

“No pude convertirme en alguien especial. Yo no pude convertirme en alguien especial como tú.”

Fue todo lo que pude hacer para evitar que las lágrimas salieran de mis ojos.

 

“Qué… que quieres decir… ¿Sieg…?”

“Ese día también fue un día nevado…”

Yo dirigí mi mirada a la impasible nieve que no cesaba de caer de izquierda a derecha, una escena que ahora se cubría completamente de nieve.

 

“El día que morí, fue un día nevado. Yo gire el cuello de mi inmóvil cuerpo para voltear a ver la ventana. Yo le tenía tanta envidia a la nieve…”

“¿…?”

“Los veinte años que me llevaron a eso, fueron dignos de ser llamados ‘ordinarios’. No fue nada malo, pero… yo no tenía nada en particular en lo que fuera bueno y no pude recorrer ningún camino extraordinario, yo nunca pude sacar ni una sola vez 100 puntos en algún examen de la escuela…

… yo deseaba ser especial. Un hombre tan ordinario como yo, deseaba ser especial…”

“… ¿Qué te pasa?… ¿Qué es lo que dices Sieg?”

 

La respuesta que no pude darle al terminar la preparatoria, se la ofrecía ahora.

 

“Yo renací Anja. Yo morí una vez… yo conserve mis memorias y nací una vez más.”

“…………. ¿Ehh?”

“¿Puedes creerlo?”

 

Desviando la mirada de su incrédulo rostro, yo empecé a hablar.

 

“Para alguien quien ya había recorrido la vida una vez, un examen de primaria era una cosa simple. Se da por hecho. Y sin saber eso, tú me retaste impulsivamente, o quizás deba decir que fue desconsiderado… todo eso porque no podrías saberlo.

Hasta la secundaria, la victoria fue por completo mía. Yo pude, inobjetablemente, exhibir mis atesorados 28 años de experiencia.

Pero ya en la preparatoria, nuestras calificaciones se alinearon… y al final, tú le diste vuelta a las cosas. Era lo natural.”

“…”

“La educación que se imparte en la preparatoria sin duda es algo difícil. Incluso si uno ya la había cursado una vez, las preguntas ya no eran tan fáciles como para que uno pudiera sacar 100 puntos así como así. Si uno le preguntara a cualquier transeúnte ‘Si a usted le dieran nuevamente la oportunidad de volver a cursar la preparatoria ¿Cree usted que podría quedar dentro de la universidad más difícil?’ no creo que puedas obtener muchos ‘Sí’.

Todo fue porque yo estudiaba para la preparatoria y la universidad durante la secundaria, que yo pude competir contra ti, pero desde un principio, nunca fui el tipo de persona que poseyera las habilidades académicas lo suficientemente grandes como para entrar a la universidad más difícil del país.”

 

Yo estaba alcanzando mi límite. No, ya hacía tiempo que lo había pasado.

 

“Durante la universidad, ya no fue ni siquiera una competencia.

Era obvio, yo no tengo la habilidad de ganar un premio de la comunidad científica. La ventaja mágica que se me otorgo, fue solamente la experiencia de mi vida pasada. La habilidad para realizar una tesis superior en una asignatura universitaria abstracta… yo… yo nunca la tuve desde un principio…”

 

Ella parecía escucharme atentamente.

Mientras que la nieve seguía cayendo, ella sin decir ni una palabra, solo se enfocaba en seguir escuchándome.

 

“Un prodigio a los 10, un genio a los 15 y alguien común pasado los 20… la magia de la reencarnación pareció disolverse pasado los 15 años. Se trata de una magia cuya ventaja va desaparecido, cuyos efectos son cada vez menos a la vez que avanza el tiempo. Anja, tú trabajaste desesperadamente para sobre pasarme, pero, por mi parte, el tratar que no me dejaras atrás, fue todo lo que yo pude hacer.

La semilla llamada rencarnar germino y todo lo que afloro, fue mi yo ordinario. El tiempo disolvió la magia que me fue otorgada.”

 

No podía soportarlo.

Las lágrimas salían de mis ojos.

 

“Yo quería ser tan especial como esta nieve. Yo quería competir contra la especial de ti por siempre.

Lo siento… yo no pude convertirme en alguien especial… lo siento… yo en verdad lo siento…”

 

Mis sollozos finalmente se escaparon.

Yo repetía las palabras, lo siento… yo no pude alcanzarla. Ni aun con 20 años de ventaja, yo nunca pude estar a su nivel.

 

“¡Lo siento…!”

Era la misma persona ordinaria de siempre, ni una sola cosa había cambiado.

 

“Idiota… eres un idiota…”

Sollozos.

Ella estaba llorando otra vez.

Viendo mi semblante derrotado, ella termino llorando.

 

“No entiendo nada… lo que dijiste y… eso sobre rencarnar o lo que sea… no hay forma de que pueda creerlo y… no lo entiendo y… no puedo comprenderlo y…”

La nieve empezaba a cubrirla.

 

“No entiendo para nada lo que estabas diciendo y… no puedo aceptar eso tan repentinamente y… yo me siento muy pero muy mal por decirte esto, pero… no puedo entender eso que llamas ‘ordinario’ de lo que has estado hablando…

Eso de ser ‘ordinario’… yo simplemente no lo entiendo para nada…”

 

Eso es obvio.

Los genios no entienden de lo ordinario. Anja no puede entenderme.

 

“Pero, sabes… hay algo que si entiendo…”

Anja lloraba mientras que hablaba. Pesadas lágrimas corrían por sus mejillas cuando ella me dijo lo siguiente…

“Sieg, estas al límite… ya no puedes dar más… ya no puedes esforzarte más… eso lo sé.

Yo puedo saber al menos eso. Quiero decir… yo he estado a tú lado por un largo tiempo, mucho. Yo he… yo te he estado observando por mucho tiempo.”

 

Ya veo… ya veo…

Así que ella se había percatado… ella vio como me desboronaba…

Entonces, este es en verdad el adiós…

 

“Pero… sabes…”

Anja sostuvo mi cuerpo fuertemente.

 

“No digas… que tenemos que separarnos… no me digas… que tenemos que decirnos adiós… el ya no poder competir más contigo es… triste y… lamentable y… me lastima el corazón pero… pero… mantente a mí lado para siempre y por siempre. Quédate conmigo por siempre…

 

… yo te he amado por 15 años, lo sabes…”

 

Mi corazón se agito. Yo podía sentir como la sangre corría por todo mi cuerpo.

Y finalmente… me di cuenta…

 

“… hace frio.”

“Sí.”

“Estas fría.”

“… sí.”

“Tu cuerpo esta frio.”

 

Ella me estaba sosteniendo.

Con sus frías y desnudas manos, ella me estaba sosteniendo.

 

“Esto no es bueno… tú… no deberías de estar aquí afuera… tú atraparas un resfriado… todos… ellos tienen sus esperanzas puestas en ti… tú deberías de cuidarte más…”

“Ya te lo había dicho. Yo no regresare a casa hasta que tú lo hagas.”

“…”

“Oye, regresemos a casa, ¿está bien?”

 

Ella se rio.

Ella lloraba mientras reía.

 

“Deja de anhelar la tormenta de nieve… regresemos a casa ¿está bien?”

 

 

҉

 

Aún estaba aturdido.

Viendo el techo de su habitación, yo aún parecía perdido.

Había intentado informarle acerca de nuestra separación. Hoy, yo le confesaría todo y de esa forma cada uno tomaríamos nuestro propio camino.

Así qué… ¿Por qué estoy otra vez en su cuarto? ¿Y cómo es que incluso use su tina?

 

“¡Ahh! ¡Eso fue refrescante!”

Dijo Anja, quien aún emitía algo de vapor corporal tras salir de la ducha y entrar al cuarto.

 

“Entonces ¿Qué tanto de lo de hace rato era verdad?”

“¿Acerca de haber re-encarnado?”

“Pero claro. ¿De qué otra cosa podría ser?”

“… todo ello. Entiendo si no puedes creerme, pero yo no te dije ni una sola mentira.”

“No es posible~”

 

Anja se reía mientras que me preguntaba acerca de mi vida pasada.

En un estado entre la lucidez y la conmoción, yo le conteste todo lo que me preguntaba.

Sobre mi vida pasada… aunque, incluso si así la llamaba, lo cierto era que no se trató de una vida particularmente interesante. Fue una vida completamente ordinaria, yo tuve esta clase de contratiempo, esa cosa graciosa que me sucedió, ese amigo raro que tenía, la forma en la que dirigí mi vida.

Fue simplemente esa clase de balbuceos sin coherencia.

Y Anja simplemente escucho esas historias sin importancia.

 

“Finalmente siento que te he alcanzado.”

“… ¿Ehh?”

“Como decirlo… yo finalmente siento que soy tú amiga de la infancia.”

 

Ella dijo eso y entonces se rio.

Esos 28 años que no le había contado a nadie, en un momento quedaron completados.

 

“Entonces ¿Qué es lo que harás ahora?”

“… ¿A qué te refieres?”

“Ya no tienes por qué cargar con nada, así que ¿Por qué no simplemente vives de la forma que quieras? ¿Por qué no haces algo divertido?”

 

Mientras que bebía chocolate caliente, ella dijo eso de una manera completamente casual.

 

“Me pregunto… yo definitivamente tengo un mejor registro académico que en mi vida pasada, así que, sin importar a donde fuera, poseo cierta ventaja, pero…”

“¡Ahh…! ¡Por Dios! ¡Ventajas y desventajas!

¡Eso no es de lo que estoy hablando!

¡¿Qué es lo que te gusta y que es lo que disfrutas hacer?!”

 

Con una mano en su cintura, ella me apuntaba firmemente hacia mí con su otra mano para ir acorde con su fuerte tono.

 

“Lo que a mí me gusta… Hmm…”

Cerré mis ojos para pensarlo mejor, pero no se trataba de algo que pudiera descubrir fácilmente.

 

“Supongo que me tomaré mi tiempo para descubrirlo…”

“¡No! ¡Yo lo sé! ¡Y te lo mostraré!

¡Eso que te gusta y en lo que eres bueno!”

¿Ehh? ¿Qué? ¿Qué fue todo esto entonces?

¿Por qué es que Anja puede proclamar mis preferencias?

Sin saber bien qué, yo espere a escuchar lo que Anja tenía que decirme.

 

“¡El camino que mejor te queda es el de un profesor!

Quiero decir, la razón es clara, después de todo, ¡la razón por la que pude llegar hasta aquí fue por ti!”

Ella saco el pecho al decir eso.

Profesor… al escuchar eso, yo sentí como algo dentro de mi corazón se acomodaba gentilmente.

Yo aún recuerdo como durante la preparatoria, yo seguido dirigía sesiones de estudios con mis amigos.

Me sentía feliz cuando ellos confiaban en mí. Me hacía sentir feliz cuando ellos entendían lo que yo les explicaba. Me hacía feliz el poderles ser de utilidad a mis amigos.

“¡Tú amiga de la infancia te lo asegura! ¡No cabe duda! ¡Tú eres mi profesor!”

Yo lo sé todo sobre ti. Con esa expresión en el rostro, ella puso una cara triunfante mientras que reía.

Guiado por ella, yo también termine riendo.

 

҉

 

Cuando la nieve se detuvo, yo recordé aquel día.

Ese día que morí, yo le tenía tanta envidia a lo ‘especial’.

¿Qué parte de mi yo ‘especial’ llamado reencarnación cambio?

Debido a mi reencarnación, muchas cosas me sucedieron. Pero ¿Qué tanto de eso sucedió debido a mi propia naturaleza ordinaria?

La respuesta no llego, al final, yo sentí que seguía siendo tan ordinario como siempre.

Pero…

 

“¡Profesor! ¡Nos vemos mañana!”

“Bye ¡profe!”

“Ah, tengan cuidado con la nieve de regreso a casa.”

 

El día de hoy, como era usual, yo veía el crecimiento de mis estudiantes mientras pasaba mis días con tranquilidad.

Seguía siendo ordinario, pero aun así, se trataba de un trabajo que disfrutaba hacer.

 

“Así que ya todos se han ido a casa… y yo aun con cosas que hacer…”

Yo tenía papeleo que procesar y exámenes por calificar.

… ahora que lo pienso, algunos de los niños competían sobre las calificaciones de sus exámenes. Me pregunto qué tal les fue en esta ocasión.

Ahora del lado del que califica, no puedo sino más que dejar salir una sonrisa.

 

“Ahh, bienvenido a casa querido.”

“¡Papá! ¡Bienvenido a caaasaa!”

Al abrir la puerta de la casa, mi esposa se asomó y mi hija se abalanzo hacia mi pierna.

Al levantarla, ella felizmente se rio fuertemente.

 

Mi esposa es una persona especial.

Entusiasta en su investigación, su meta es convertirse en una profesora universitaria.

Ella ha venido obteniendo excelentes resultados y continuamente se presenta dando conferencias fuera del país, una y otra vez.

Ella actualmente es reconocida como una joven y competente investigadora.

 

Pero para mí, eso no tiene nada que ver cuando dije que era especial.

Ella posee un ‘especial’ de otra clase.

 

Por lo cual, quiero decir que la amo.

 

“Preparaste la cena de hoy.”

“Sí, no saldré a ningún lado por un tiempo. Así que creo que llegare temprano.”

“¡Así que papá y mamá estarán juntos por un tiempo!”

“Traje algunos dulces conmigo.”

“¡Genial! ¡Gracias papá!”

“¿Ehh? ¿Cuáles son? ¿Muéstralos? ¿Qué dulces traes hoy?

¡Oye! ¡Oye! ¿De qué sabor son?”

“… no insistas más que nuestra hija…”

 

Mientras que seguía siendo igual de ordinario, yo velaba por el crecimiento de mis estudiantes y vivía con mi esposa especial y mi hija.

Yo llevaba una vida así de ordinaria y confortable.

Justo ahora, yo llevaba una cálida forma de vida.

 

FIN

 

Anuncios

11 comentarios en “Historia Corta – Sobre la Impulsiva chica

  1. Wow que impresionante la sensacion que te deja esta historia transmite bien los sentimientos logicos de alguien reencarnado y tambien plantea la cantidad de esfuerzo necesita el prota para igualar el talento de Anja y tambien el hecho de que si el no se hubiera esforzado anja no hubiese entrado a las academas y universidades mas prestigiosa porque probablemente lo hubiera seguido

    Me gusta

  2. Me tomó dos días terminarla, pero valió la pena. Fue una buena historia, en cierto sentido me recuerda a la otra historia corta (esa si era corta) que tradujiste anteriormente.
    Fue una de esas historias donde quieres que termine de x forma y ves que tras mucho esfuerzo el final es como imaginas, pero aun mejor. Gracias por traer esta historia
    PD: feliz cumpleaños atrasado

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s