HXM – Capítulo 12

Después de una breve pausa (o no tanto) un nuevo capitulo de HXM… que en realidad es:

Yo, la reina demonio, por alguna razón soy amada por el héroe.

Solo para que no lo olviden el nombre de la serie.

Me esforzare un poco para tratar de sacar capítulos más seguido.

Imagen: Char de ‘The Ryuo’s Work is Never Done!’

Como siempre, cualquier error y demás en comentarios.

-+-+-+-+-+-+-+-+-+-

Capítulo 12 – El Héroe Medio Desnudo (1° Parte)

Durante la noche, Cecilia no podía sino más que sentirse intranquila.

Después de que el Goblin cenara con ellos, él fue llevado a la habitación para huéspedes. Ya que él debía de encontrarse agotado tras haber viajado desde el castillo del Rey demonio por sí solo, naturalmente él querría descansar. Aunque ella también hubiera deseado que la rescataran.

–¿Qué será lo que él me pedirá?

Él héroe Oliver aún no ha anunciado su petición.

A cambio de haberla dejado encontrarse con el Goblin, ella prometió escuchar la petición del héroe. Ella aun no sabía de qué se trataría y honestamente, ella no pensaba que se trataría de algo bueno.

“…”

 

Preocupaciones sin fin.

 

“¿No hay nada que pueda beber…?”

 

En esa linda habitación que Oliver había preparado…

Una cama cubierta por un dosel de encaje. Muebles que parecían contener el alma de quienes los fabricaron… todos ellos de la mejor calidad posible.

Todo para que Cecilia pudiera vivir sin ningún tipo de inconvenientes. Oliver había preparado esa habitación con eso en mente, aun así, no había ningún jarrón con agua.

Sintiendo la resequedad en su garganta, Cecilia no tuvo otra alternativa más que dirigirse a la sala.

Aunque claro, el no haber preparado una jarra de agua, se trataba de un plan de Oliver para atraer a Cecilia a la sala – pero Cecilia jamás pensaría en algo como eso.

“Como es que me deja actuar tan libremente en la casa…”

Ya que ella es la Reina de los demonios, ella no podría quejarse incluso aunque fuera arrojada a una celda.

De hecho, ella quería preguntar cómo es que no había sido ya encarcelada.

Saliendo silenciosamente del cuarto, ella se dirigió a la sala. Ella parecía haberse acostumbrado a recorrer la mansión. Mientras que pensaba en eso, ella cuidadosamente abrió la puerta, rogando que Oliver no estuviera ahí.

Pero los ruegos de Cecilia no fueron escuchados.

“¿Hmm? ¿Que es lo que pasa Cecilia? ¿Acaso no puedes dormir?”

“… no.”

Con una apariencia de recién salido del baño, Oliver le dio la bienvenida a Cecilia, con su torso descubierto y solo una toalla cubriéndole su cintura.

Con una expresión como la de alguien que acababa de morder algo agrio, Cecilia suspiro. Pensando que en verdad debió de haberse aguantado la sed.

“Ah – ¿Tienes sed? Siendo así, te prepararé un té de inmediato.”

“…”

Como es que leyó sus intenciones tan rápidamente… Oliver se dirigió a la cocina con una brillante sonrisa para ir a preparar el té.

Ella pensó en aprovechar esta oportunidad para regresar a su cuarto, pero se sentiría mal al abandonar a Oliver quien fue a prepararle el té.

De hecho, si ella lo hubiera abandonado y regresara a su cuarto, él probablemente la seguiría, así que pensando en eso, Cecilia se estremeció. En tal caso, sería mejor el esperarlo. Sin más alternativa, ella se sentó en el sofá y espero por alrededor de cinco minutos.

Ya con el té preparado, Oliver regreso con ella, portando una brillante sonrisa.

“Ten, bébelo. Mi princesa.”

“… gracias.”

Tras decir obedientemente las gracias. Ella acepto el té que Oliver le preparó.

En el momento en el que ella lo acerco a sus labios para sorberlo, una sensación de calidez se esparció por todo su cuerpo.

“…”

El silencio los envolvió a ambos, pero aun así, a Oliver no pareció importarle y con gran gusto se dedicó a ver a Cecilia mientras que su rostro dibujaba una sonrisa.

Él sentía que podría quedarse viéndola por siempre, pero ese no era el caso para Cecilia quien se encontraba siendo observada tan fijamente. Ella mentalmente se encontraba gritándole que dejara de verla, algo que Oliver magníficamente parecía ignorar.

Tras un largo periodo de silencio, Oliver hablo…

“Oye, Cecilia… ¿Puedo hacer mi petición ahora?”

“¡…!”

Al escuchar esas palabras, el cuerpo de Cecilia se estremeció.

Colocando su té sobre la mesa, ella miro a Oliver con una mirada temerosa. Pero para Oliver, hasta esa mirada era linda… él ya estaba más allá de cualquier salvación.

“¿Qué… qué es lo que quieres que yo haga…?”

“No es nada tan complicado ¿sabes? De hecho, Cecilia no tiene por qué hacer nada.”

“¿…?”

Al escuchar las palabras de Oliver, Cecilia se puso más y más nerviosa.

El no tener que hacer nada, solo podía significar que el que lo haría, sería Oliver. ¿Acaso seria torturada? Ella sujeto su pequeño cuerpo firmemente.

Ella probablemente podría soportarlo, pero aun así, ella no era muy adepta a soportar el dolor.

“… lo entiendo. Ya que fue una promesa, tortúrame o hazme lo que tú quieras.”

Cerrando sus ojos fuertemente, Cecilia desvió la mirada.

Él invito al subordinado de la reina de los demonios, al Goblin a su mansión, le sirvió la cena e incluso preparo una habitación para que el descansara. Ahora ella no podía quejarse de lo que ahora él pudiera hacerle.

En primer lugar, la Reina de los Demonios, Cecilia, es una prisionera. Siendo así, esto solo significa que la hora del castigo se adelantó un poco – solo eso.

Viendo a Cecilia temblar con sus ojos fuertemente cerrados, Oliver sonrió amargamente.

“Cecilia ¿Acaso deseas ser torturada?”

“…”

Oliver le susurro eso al oído.

A lo que ella sin intención, abrió los ojos y negó con la cabeza ligeramente. Incluso a sabiendas de que sería torturada, no mucha gente diría algo como… ‘¡si por favor tortúrame!’ por propio gusto.

Y así, ella lo negó.

“Ya veo, eso es bueno. El disfrutar ser torturado o algo así… por un momento pensé que Cecilia podría tener esa clase de extraños intereses.”

“¿Qu~qué…?”

–¡No hay forma!

Es lo que ella quería gritar, pero ya que Oliver estaba tan cerca de ella, al final no pudo.

“Aunque bueno… eso podría tener su propio encanto.”

“¡…!”

Hiii.

Espantada por las palabras de Oliver, ella trato de levantarse del sofá para escapar – pero frente a ella, Oliver la rodeo con sus brazos, dejándola sin ninguna ruta de escape.

Cecilia solo podía lamentarse – ella simplemente debió de haber resistido la sed.

 

⇐ANTERIOR          ⇔ÍNDICE          SIGUIENTE⇒

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “HXM – Capítulo 12

  1. Gracias por el capítulo. Te perdono la demora por poner a char-chan de portada. Ahora si ya casi llega a la parte donde se quedo traducida la versión web.
    PD:
    Colocando su té sobre la mesa, ella miro a Oliver con una mirada temerosa. Pero para Oliver, hasta esa mirada era linda… él ya estaba más allá de cualquier salvación. (Como se esperaría del lolicon definitivo XD)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s