TDHMHP – Capítulo 273

Un poco tarde debido a cosas de la vida, lo bueno es que ya se me aplico la segunda dosis de la vacuna así que solo esperar que haga efecto, como disculpa hoy van dos de Mile sirve que terminamos este arco. por cierto ya que se acerca la fecha del aniversario habrán salidas especiales… Espérenlas.

Nota… la magia picante cabe muy bien en la categoría de ‘rota’ parece ser que no es demasiado complicada y los resultados son super efectivos. <<BAN>>

-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+-+

Te dije ¡Haz mis habilidades promedio!

Autor: FUNA

Capítulo 273 – Monstruos (parte 06)

“¡Tienen que estar bromeando!” (capitán)

Se supone que él era el capitán, el que daba las órdenes, sin embargo, él ya no podía hacer nada.

Con señas con las manos, él les dio las órdenes a los más jóvenes para que fueran de regreso a la aldea y alertarán al resto sobre el peligro que representaban los ogros.

…pero para este punto, nada de eso importaba.

Ahí había más de 20 ogros especiales y por lo menos, cada uno de ellos requeriría de 7 enanos para poder contenerlos.

Más aún, entre estos había algunos que pertenecían al más alto nivel de los ogros ante los cuales no tenían ninguna oportunidad.

Solo una patada les esperaría si es que se lanzaban contra ellos. Y tras de eso, solo la muerte, es por eso por lo que ellos querían que al menos los más jóvenes escaparan.

Ahora su única esperanza era que las chicas de ‘Red Oath’ pudieran herir un poco a los más débiles tanto como fuera posible.

Esa era su única esperanza…

Aun así, sin importar que tan fuertes pudieran ser estas chicas, con este número de ogros superiores, solo era cuestión de tiempo antes de que colapsen. Y tras de eso, todos serían aplastados al instante.

Su plan consistía en que ellos ganaran todo el tiempo posible para que los jóvenes escaparan… aunque fuera tan solo un segundo de ventaja.

Él incluso había planeado usar las vidas de algunas de las cazadoras que lo acompañaban de ser necesario, todo con tal que al menos una lo lograra. Él tomaría responsabilidad en el infierno.

Él se encontraba así de decidido.

“¡Uooooo! Técnica secreta, < ¡Verdadera velocidad divina EX!>” (Maevis)

“¡Grandiosa técnica final!, < ¡Espada divina resplandeciente!>” (Mile)

“Uwaaa~ ¡Eso fue increíble! ¡Qué hay con ese nombre tan genial, Mile!” (Maevis)

“¡No sé! ¡Solo piensa en un nombre genial por ti misma!” (Mile)

“¡Lanza de fuego!” (Rena)

“¡¡Jabalina penetrante!!” (Pauline)

Los ogros rápidamente fueron disminuyendo de número. Todo mientras que los enanos solo podían observar inmóviles.

Será que… ¿Quizás podamos ganar? (enanos)

En el momento en el que los enanos comenzaron a pensar eso…

“¡Gua!” (Maevis)

Maevis fue lanzada a volar con fuerte golpe de uno de los ogros superiores. Y, aunque ella recibió este fuerte golpe, no fue porque ella hubiera sido descuidada. Era simplemente que los enemigos eran así de fuertes.

Hasta ese momento, Maevis había tratado de no moverse demasiado, intentando no cansarse en sobre medida a sabiendas de que este combate podría extenderse.

De otra manera, el cuerpo de Maevis el cual se encontraba sobre estimulado gracias a los micros, alcanzaría su límite rápidamente en el medio de una batalla, lo cual sería el peor escenario.

Eso sin duda significaría la muerte para Maevis y sin duda el fin de su equipo como una unidad y ni qué decir del grupo en el que se encontraba ahora junto con los enanos.

Siendo así, ya que Maevis se forzaba a usar solo el mínimo de su poder, ella no pudo evitar el ataque de uno de los individuos superiores que provino de uno de sus flancos abiertos.

Quizás porque ella ya se había acostumbrado a la velocidad de los ataques de los ogros de bajo rango y la sorprendió la velocidad de un ogro de rango superior. 

Ella recibió en uno de sus costados, un golpe que sin duda le causaría mínimo algunas fracturas.

“¡Maevis-san!” (Mile)

Mile se distrajo al ver a su amiga salir volando.

Sin importar que tanto aumentará su velocidad y fuerza en combate, Mile no dejaba de ser una amateur.

Así es, en cuestión de estar acostumbrado a las batallas de vida o muerte, el Rey Ogro superaba a Mile. Mile podía usar su velocidad superior y fuerza imposible para su tamaño para bloquear los ataques del Rey Ogro, pero si ella se distrajera por cualquier cosa, su oponente no lo desaprovecharía.

“¡Kyaa~!” (Mile)

Tras distraerse tan solo por un segundo, Mile también terminó recibiendo un ataque del Rey Ogro y aunque ella alcanzó a bloquearlo con su espada, ella igualmente fue lanzada a volar.

Ese es uno de los puntos débiles de Mile, ser demasiado ligera.

Si bien Mile no terminó herida, sin Maevis ni Mile presentes, los enanos ahora tendrían que encarar a los ogros. 

¡Ahora si es nuestro fin! (enanos)

Todos los enanos pensaron.

Aun así, con tal de ganar aunque sea un poco de tiempo, los enanos dejaron de temblar y se prepararon para enfrentarse a los ogros.

Rena y Pauline lanzaron sus ataques mágicos hacia los ogros, pero a lo sumo, ellas solo podían alcanzar a herirlos.

Hasta el momento, Rena se había enfocado en ataques precisos para evitar el fuego amigo, pero ya no podía permitirse eso. Ella comenzó a recitar el hechizo de magia picante que podía afectar también a sus aliados.

Por su parte, Pauline saltó de su escondite y corrió en dirección de Maevis.

Afortunadamente, Maevis aterrizó bastante lejos del combate, así que Pauline no corría ningún peligro al auxiliarla.

No fue una mala decisión.

¿Y Mile…?

Ella tenía reputación de ser resistente, ella había usado su espada para amortiguar el golpe y además… su grito fue un < ¡kyaa~!> cuando un grito de dolor se supone que sería más como un < ¡Gyaa~!> o < ¡Guaaa~!>

Eso sonaba más como aquel chillido lindo que soltaba cuando Rena le daba un golpe en la cabeza, así que seguro que no era la gran cosa.

Por esa razón, ni Rena ni Pauline estaban realmente preocupadas por Mile.

Por ahora, su prioridad sería proteger a los enanos hasta que Mile y Maevis pudieran regresar a la vanguardia.

Eso era todo.

Si bien es cierto que Pauline era mucho mejor con la magia picante que Rena, esta última también podía usarla y si bien hubiera sido preferible que Pauline la usara siendo que había aliados en el medio, lo cierto es que Rena no era tan buena con la magia sanadora avanzada.

El que Maevis se recuperara lo antes posible y volviera a su posición era más importante ahora. Siendo así, era inevitable que Pauline y Rena cambiarán de roles.

Mile también fue lanzada a volar cerca de Maevis, siendo así, ella también podría haberla sanado, pero de tener ese tiempo, sería mejor que ella regresara a su posición para atacar a los ogros y salvar a los enanos. En vez de tratar de salvar a Maevis por su cuenta.

Maevis también sabía eso, aunque ahora se encontraba rodando en el suelo.

Tratándose de magia con la que estaba poco familiarizada, a Rena le tomaría un poco más de tiempo en comparación con la magia de fuego, por lo que los ogros atacarían a los enanos antes de que esta pudiera lanzar el ataque.

*

Abrumador.

Un solo golpe bastaba para mandarlos a volar.

Los enanos estaban siendo derrotados uno tras de otro.

Incluso si ellos trataban de proteger su cabeza, sus brazos y piernas terminaban rotos. Hasta ahora, los enanos que recibieron un golpe habían tenido la fortuna de evitar una muerte instantánea. Pero era solo eso <suerte> y esa misma suerte parecía haber llegado a su fin.

El ogro balanceó su brazo tan grueso como un árbol y apuntó a los enanos. Por su posición, ese golpe los aplastará en vez de simplemente mandarlos a volar…

¡Estamos muertos! (enanos)

O eso fue lo que los enanos pensaron.

Pero entonces, el brazo del ogro cayó al suelo.

“¡No lo permitiré!” (Mile)

Mile, quien acababa de cortar el brazo de un ogro, rápidamente pasó a su siguiente enemigo.

Ella era tan ligera que saldría volando incluso si recibía un golpe que no la hiriera.

Ella enfatizó su acción de cortar el brazo del ogro sin matarlo de un solo golpe.

Tras de eso, Mile se esforzó por prevenir que los enanos fueran atacados y resistió el embate del Rey Ogro quien trató de aplastarla.

Viendo lo que sucedía, era natural que los monstruos concentraran sus ataques en su mayor amenaza, o sea Mile.

Ya que el ataque del Rey Ogro esta vez vino desde arriba, Mile no salió volando, ella simplemente lo recibió con su espada y se convirtió en una lucha de fuerzas.

Si los movimientos de Mile se vieran sellados, los otros ogros quedarían libres para atacar a los enanos nuevamente. Por otra parte, ellos también podrían aprovechar la oportunidad para atacar a Mile ahora que estaba ocupada e incluso si no lo hacían, esta lucha de fuerzas era desventajosa para Mile.

Mile anteriormente creía que su fuerza era la mitad de la del más fuerte Dragon Ancestral.

Aun así, después de su pelea contra los Dragones Ancestrales, ella se dio cuenta de que ni su musculatura ni su habilidad física era tan grandiosa.

Incluso con la intervención divina de Dios, el cuerpo, músculos y huesos de Mile, eran comparables a los de un Dragón Ancestral.

Dicho de otro modo, su poder estaba solo dentro del límite de lo humanamente posible, que no era ni una fracción de la fuerza del Dragón Ancestral más poderoso.

De querer algo así, entonces sería necesario el reconstruirla con las aleaciones más poderosas… solo qué, de hacerlo, ella ya no sería más una humana.

Adicionalmente, la estatura y peso de Mile, no estaban ni por de cerca de los valores promedios de entre todos los seres vivos. Y otros aspectos como su inteligencia, memoria y voz, tampoco parecían ser promedios.

En otras palabras, las habilidades de Mile, solo eran promedio según lo que más le conviniera tanto a Dios como a Mile.

Y es por eso por lo que ahora, Mile estaba atorada entre esta lucha de fuerzas con el Rey Ogro.

¡Esto es malo! (Mile)

Y, en el momento en el que Mile pensó eso, ‘aquello’ apareció envolviéndola.

Cubriendo la vista de Mile, había algo rojizo…

“¡¡¡GYA~~GYAAAAAAAAAA!!” (Mile + enanos + ogros)

El infierno se hizo presente.

Y el color en el infierno es el rojo…

Así es, se trataba de la versión de magia picante de Rena, está al fin había llegado.

“¡¡¡GYA~~GYAAAAAAAAAA!!” (Mile + enanos + ogros)

Todos gritaron al unísono y rodaron sobre el suelo frotándose los ojos, sin importar si eran amigos o enemigos.

Por su parte, Pauline y Maevis solo podía agradecer el que se encontraran fuera del alcance del ataque.

<=ANTERIOR ¦ ⇔ÍNDICE ¦ SIGUIENTE⇒

4 comentarios en “TDHMHP – Capítulo 273

  1. Aceptamos “magia picante” como otro de los powers rotos de esta serie. Ante todo esto, no hubiera sido mejor que Mile lanzará un ataque de área antes de enfrentar de frente a los ogros para así diezmarlos, o es que se le ha olvidado que antes de espadachina es una maga.

    Mavis y Pauline: “estamos agradecidas con el ogro que hizo que estuviéramos fuera del rango de la nube picante.”

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s